¿Qué es el fuero y porqué todos hablan de ello?

- Por

Vamos paso por paso para entender este término que a muchos está llamando la atención, especialmente porque en temas políticos está en el huracán y porque la información que surge a raíz de esto tiene repercusiones en el sistema político y social nacional.

¿Cómo surgió el fuero?

El fuero es literalmente una protección -que valga la redundancia- , protege que sus portadores no estén sujetos a procesos judiciales. En cuestiones meramente políticas, el fuero significa que en caso de algún desacuerdo, los representantes del gobierno no están expuestos a reprimendas o bloqueos que impidan que continúen haciendo su trabajo, provocando que la justicia sea realmente equitativa. En la Edad Media, la libertad de expresión se veía amenazada por intereses ajenos, mismos que abrían paso a la controversia, por lo que esto los mantenía alejados de la amenaza.

Crédito: Diario Vanguardia de Veracruz

¿Cómo se instaló el fuero en México?

Regresemos al año 1017 cuando Alfonso V podía proteger a su reino de obligaciones al pueblo e instituciones con el Fuero de León decretado en ese lugar, al ser México una nación surgida de la Nueva España se adquirió -automáticamente- la estructura política española, misma que ya incluía el fuero parlamentario así como el juicio político.

En nuestro país por primera vez se le incluyó dentro de la Constitución de Cádiz proclamada en las Cortes de España en marzo de 1812 en el artículo 128 dentro del capítulo VI. Su principal intención era proteger y evitar que cuando los representantes políticos de distintas áreas terminaran su cargo, fueran víctimas de “ajustes” o situaciones que los pusieran en peligro.

Formalmente con el nacimiento de la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos en el año 1824, el fuero se atribuyó como permisión del Poder Legislativo.

Desde entonces tanto el presidente, como gobernadores, legisladores, ministros, magistrados y presidentes municipales gozan de este “privilegio político” que los ha exhumado en distintas ocasiones de conflictos legales por mal manejo de la ley.

Crédito: Ojos para La Paz

¿Qué está pasando con el fuero mexicano?

Como dije al principio de la nota este término está en boca de todos debido a que el sistema político -particularmente los diputados- aprobaron el pasado jueves la reforma constitucional que por fin dará carpetazo a la inmunidad que los funcionarios del Estado han tenido desde hace siglos, incluyendo dentro de la reforma al presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Aunque el proyecto obtuvo la votación unánime de los diputados, es necesario que aún pase por la votación del senado y de distintos congresos locales. Se espera que ante el positivismo de ciertos sectores por fin se deje de proteger legalmente a ministros, magistrados, parlamentarios y algunos cargos locales.

Básicamente el reproche al fuero se debe a que se ha convertido en una especie de inmunidad más que de protección (como sé pensó en un inicio), en los últimos años frente a la opinión pública hemos visto desfilar casos de demanda por parte de organizaciones civiles hacia figuras políticas, principalmente por escándalos de corrupción.

Una de las principales dudas por parte de la sociedad es ¿por qué esto no había sucedido antes?, la razón principal y sin el afán de persuadir con mi preferencia política es que el Partido Revolucionario Institucional había bloqueado los intentos de cambio en varias ocasiones.

Crédito: Contacto Hoy

Aunque este manifiesto expresa una notable visión sobre los cambios que necesita el sistema político, dentro del proyecto se indica que estas figuras no podrán ser detenidas de manera preventiva y tampoco podrán ser suspendidos de sus cargos hasta la sentencia definitiva. 

Estos son algunos casos que no se libraron

Algunos de los casos que se han visto mermados a proceso a causa del fuero son:

14 de diciembre de 1935: El Senador Manuel Rivas Palacio fue retirado de fuero tras conspirar contra Lázaro Cárdenas en su contienda hacia la presidencia.

13 de junio de 2016: 400 votos aprobados a favor de la diputada Lucero Sánchez del PAN en el estado de Sinaloa, luego de que permitiera la entrada de documentos apócrifos en el penal del Altiplano para que se pudieran hacer visitas al Chapo Guzmán.

1951: Año en el que los diputados Carlos Madrazo, Sacramento Joffre y Pedro Téllez Vargas fueron acusados de tramitación de tarjetas para contratar braceros en Estados Unidos. En este caso también se vio inmiscuido al senador Félix Ireta Viveros aunque en 1951 se comprobó su inocencia y pudo retomar su cargo.

Jorge Díaz Serrano: Es otro caso en el senado que fue retirado de fuero en 1983 cuando se comprobó su fraude por el monto de 5 mil millones de pesos durante su estancia en Pemex.

Como olvidar el famoso video de René Bejarano recibiendo dinero del empresario Carlos Ahumada. Imaginen que tan corrompida está la política nacional que basto un juicio que alcanzó una fianza de 175 mil pesos para que no pisara la cárcel.

Crédito: El Big Data