¿Te has preguntado porqué te levantas temprano hasta en tus días de descanso?

¿Te has preguntado porqué te levantas temprano hasta en tus días de descanso?

- Por

Seguramente has escuchado hablar del “reloj biológico”, ese sistema que controla los horarios de nuestro cuerpo para comer o dormir, por ejemplo. El mismo que te da pretexto para levantarte tarde en fin de semana; o que juega contigo y te hace despertar temprano hasta en tus vacaciones.

Desde hace al menos dos siglos se ha estudiado ese reloj, pero fue hasta este año que se dio por fin con la respuesta sobre cómo funciona este mecanismo. Este descubrimiento le otorgó el Premio Nobel de Medicina a tres estadounidenses, Jeffrey C. Hall, Michael Rosbhash y Michael W. Young. ¿Y por qué es tan importante?

¿Reloj biológico o reloj circadiano?

El reloj circadiano —o reloj biológico como algunos lo llaman—, es el sistema que guarda información sobre fenómenos biológicos como la hora de dormir o la de despertar; dirige y guarda información sobre nuestros procesos fisiológicos. Esos procesos se deben a los ritmos circadianos; o sea, cambios físicos y mentales que siguen un ciclo diario y responden a agentes como la luz, la oscuridad o la temperatura. Estos ritmos se pueden ajustar según las variaciones de los elementos antes mencionados; pero en condiciones de luz y temperatura constantes, duran de 24 a 28 horas. Todos los seres vivos —plantas, animales y humanos—, contamos con ritmos circadianos.

Desde el siglo XVIII, se han hecho estudios al respecto, cuando se observaba que había plantas que abrían sus hojas con la luz del día y las cerraban en la noche, pero lo hacían en habitaciones oscuras también; esto hizo pensar a los científicos que debía haber algo dentro de ellas que controlara esas acciones.

Para la segunda mitad del siglo XX, ya se había identificado el gen del cual dependían esos ritmos y que, mutado, provocaba alteraciones. “Periodo” fue  como bautizaron al gen. Este año, las investigaciones de los ganadores del Nobel de Medicina, lo revelaron como el responsable del reloj circadiano.

¿Por qué debo poner atención a mi reloj circadiano?

El reloj circadiano controla nuestro organismo; sus genes, ubicados en el cerebro, funciona como un péndulo conectado a las manecillas. Gracias a este mecanismo, se regula el horario de diversas actividades durante el día, meses o años. Está implicado en el sueño, la liberación de hormonas y el hambre; hasta puede influir en la presión sanguínea y temperatura corporal.

Por estos genes, el cuerpo es capaz de adaptarse a las diferentes fases del día. Si se desajusta, si las células del cuerpo comienzan a manejar diferentes horas, sucede algo como el  jet lag: sentimos insomnio, fatiga, incluso depresión, hasta que el cuerpo se acostumbra a los nuevos ciclos. Si ese desajuste permanece, podría causar problemas en las funciones cognitivas; enfermedades metabólicas como la diabetes; trastornos emocionales como esquizofrenia,e incluso ser un factor para desarrollar cáncer.

Con este descubrimiento, se abre una puerta a nuevas formas de tratar ciertos desórdenes emocionales y trastornos cognitivos; así como la importancia de contar con un alineamiento circadiano y mejorar tratamientos como los que ya se hacen en la UNAM.