Spotify empieza el año con una demanda de 1.6 mil millones de dólares. ¿Qué es lo que hizo?

- Por

Si alguien empezó con el pie izquierdo el 2018, ese fue Spotify. El gigante del streaming de música que todos amamos recibió una demanda por 1.6 mil millones de dólares y una medida cautelar.

Pero, ¿por qué los demandaron y quién lo  hizo? La compañía Wixen Music Publishing que administra el catálogo de temas de más de dos mil músicos y bandas como The Doors, David Cassidy, Neil Young, Black Keys y Janis Joplin, presentó el pasado 29 de diciembre una denuncia ante el tribunal federal de California contra Spotify por presuntamente utilizar miles de sus canciones sin licencia ni algún tipo de compensación para ellos. Wixen estima que su lista de artistas representa entre el 1 y 5% de la música transmitida en Spotify.

La demanda indica que aproximadamente el 21% de las más de 30 millones de canciones en Spotify no cuentan con licencia para poder reproducirlas libremente. Wixen afirma que el gigante de streaming ignora con total descaro la ley de derechos de autor de Estados Unidos, cometiendo continuamente infracciones intencionadas. Asimismo, afirmaron que “Wixen notificó a Spotify que no había obtenido una licencia mecánica directa u obligatoria para el uso de las obras. Por estas razones y por las anteriores, Wixen tiene derecho a la máxima exención legal.”

Foto: globalmedia.mx

Pero, esta no es la primera vez que Spotify recibe una demanda. Apenas en mayo de 2017 recibió una demanda colectiva presentada por varios compositores, por la cual se llegó a un acuerdo para ofrecer 43 millones de dólares y que el caso quedara resuelto. Tan solo dos meses después, en julio, obtuvo una demanda más presentada por Bob Gaudio, miembro fundador del grupo Frankie Valli y Four Seasons, también por violación a derechos de autor.

En todas las demandas los denunciantes afirman que Spotify no cumplió con la Ley de Derechos de Autor de Estados Unidos, específicamente con la Sección 115, que establece el obtener obligatoriamente una licencia para reproducir una composición musical.

Sin duda alguna Spotify no la tiene fácil y seguramente le seguirán llegando otras demandas. Ellos afirman que no están incumpliendo la ley, ya que, de acuerdo a la regulación, la transmisión de las canciones no viola ningún derecho de reproducción ni de distribución, sin embargo es un tema delicado que deben solucionar por completo.

Randall Wixen, fundador de Wixen Music Publishing, añadió a su declaración que Spotify genera más de 3 mil millones de dólares en ingresos anuales y que paga exorbitantes salarios a sus ejecutivos, así como millones al mes por espacios ultra lujosos de oficina en distintas ciudades. Afirmó que “todo lo que pedimos es que compensen razonablemente a nuestros clientes al compartir una minúscula cantidad de los ingresos que perciben. Los fans de la música debería poder disfrutar de Spotify sabiendo que sus artistas favoritos son tratados con justicia”.