Si tienes uno de estos síntomas puede que necesites sexo terapia

- Por

Tus necesidades sexuales se pueden observar en tu cuerpo a través de un conjunto de síntomas que reflejan tus deseos de contacto sexual y nuevas experiencias emocionantes. La falta de sexo tiene efectos físicos y emocionales, independientemente de si sabes o no que te hace falta. Esta necesidad humana básica es mucho más profunda que el placer que genera, porque también juega un papel importante en tu salud y bienestar.

Por esto te traemos los síntomas que pueden reflejar que necesitas desempolvar tu cama y poner ese cuerpecito a sudar con una buena sesión de sexo salvaje.

Insomnio

¿Has tenido problemas para dormir últimamente? Tener relaciones sexuales estimula la secreción de una hormona conocida como oxitocina, que es importante para dormir bien. Cuando una persona no tiene relaciones sexuales durante mucho tiempo, como resultado puede surgir dificultad para dormir. Así que ya sabes, para de sufrir y pídele a tu pareja que te ayude a soñar con borreguitos.

Irritabilidad y estrés

Los cambios de humor salvajes y los altibajos en nuestro estado de ánimo son una señal de que el cuerpo desea sexo. Obviamente, esta no es la única razón por la que puedes estar experimentando estrés o mal humor. Pero si han pasado semanas o meses desde tu último encuentro sexual, corres un mayor riesgo de experimentar emociones negativas como irritabilidad, pesimismo y cambios drásticos en tu actitud. Es importante darse cuenta de que el sexo ayuda a contribuir a un mejor estado de ánimo, y aunque puedes tratar de ignorarlo, esta es una necesidad física y emocional que no puede ser reprimida.

Tu piel ya no brilla como antes

Puede sonar extraño que el sexo puede mejorar la apariencia de su piel, pero es verdad. Cuando se mantienen relaciones sexuales constantes, los poros se abren y liberan impurezas que de otra manera podrían causar imperfecciones. Obviamente hay tratamientos cosméticos para esto, pero al igual que cualquier otra actividad física, tener relaciones sexuales ayuda a eliminar las toxinas a través del sudor y el aumento del flujo sanguíneo. Si notas que tu rostro ha perdido algo de su brillo natural y te están saliendo más espinillas o acné de lo normal, podría significar que tu cuerpo exige que lo mimen un rato.

Se cae el cabello

Al tener más sexo se mejora la circulación sanguínea, por lo que los nutrientes que aporta fluyen libremente por todo el sistema circulatorio lo que ayuda al fortalecimiento de tu cabello y de las uñas, ni el mejor champú puede ayudar a que la caída se evite. Así que deja de gastar en productos caros y lleva a tu pareja de aventura a la cama.

Te enfermas más fácil

¿Has sentido más dolor que de costumbre? No tener relaciones sexuales produce una disminución en la producción de serotonina y endorfinas, las “hormonas felices” que se conocen por reducir los niveles de dolor, por lo que es común que tengas dolor de cabeza espalda y cuerpo. Cuando tu cuerpo no ha tenido ningún encuentro sexual, bajan los niveles de las “hormonas felices” y con ellas las defensas. Así que no te sorprendas si presentas dolor de cabeza, tensión muscular o resfriados frecuentes.

Depresión

Es probable que si dejas de tener relaciones sexuales, comiences a sentir un poco de inseguridad sobre ti y de todo lo que haces. El sexo es una actividad que mejora la autoestima, permitiendo que tanto hombres como mujeres se sientan deseados y cuidados. Cuando no tienes esta experiencia, causa insatisfacción personal, lo que puede provocar depresión, ansiedad y dificultad para tomar decisiones.