Sensual y fresca como una Danza de Gardenias, así es la nueva Natalia Lafourcade

Sensual y fresca como una Danza de Gardenias, así es la nueva Natalia Lafourcade

- Por

Sensualidad, cadencia y todo el sabor del folclore latinoamericano son los ingredientes principales que Natalia Lafourcade utilizó para cocinar su más reciente álbum, Musas Volumen 2, cuyo primer videoclip prendió las redes, gracias al estilo que colocó la cantante en su interpretación.

El videoclip estrenado el pasado lunes en la plataforma de YouTube, hasta el momento lleva acumuladas más de 150 mil reproducciones y buenos comentarios de parte de los fans.

La canción denominada «Danza de Gardenias«, cuenta la historia de dos amantes, cuyo amor está a punto de finalizar, por lo que deciden despedirse de la mejor forma y alejarse el uno del otro sin apegos.

Foto: Twimg

Para recrear esta cadenciosa melodía, Natalia eligió una locación muy tropical, se trata de una cantina ubicada en una paradisíaca playa de Puerto Vallarta en Jalisco, donde mediante una fiesta llena de nostalgia y ritmo puso a bailar hasta a los más reacios.

Vale resaltar que para la realización de este videoclip, la cantautora se adentró en todo el proceso de producción, desde la elección de la locación hasta el último detalle visual que muestra la gran riqueza cultural y geográfica de México.

Bajo la dirección de Martín Bautista, experto con quien la cantante ya había trabajado en el videoclip “Nunca es suficiente”, Natalia logró recrear un ambiente sonoro y visual rico en atractivos para los espectadores.

De acuerdo con la cantante, el producto final fue sumamente cuidado, por eso eligieron personas con diferentes rasgos con el objetivo de representar la diversidad humana y cultural de nuestro país y la forma en que todos sucumben ante la seducción de un ritmo cadencioso.

Foto: YouTube

Al igual que en anteriores ocasiones, para esta canción Natalia colaboró con Los Macorinos, quienes se dieron a conocer por su trabajo con Chabela Vargas, para crear ese estilo al ritmo de las guitarras que pone a bailar a cualquiera.

En tanto, para la creación de la letra, la veracruzana colaboró con el cantautor independiente El David Aguilar, para juntos fusionar ritmos como el contrabajo, los bongós, el tres cubano, el cuatro venezolano, la tumbadora, el clarinete y la trompeta.

Al final de todo esto resultó, “Danza de Gardenias», que aderezado con los coros del grupo colombiano Ventino, se convierte de una melodía digna representante del folclor no sólo mexicano, sino latinoamericano en general.

La producción del sencillo corrió a cargo de Kiko Campos, quien colaboró en cuidar el estilo que Natalia deseaba impregnarle a esta canción: la delicia de bailar cerca del mar.

De esta forma Natalia inicia con el pie derecho la cuenta regresiva de lo que será el segundo volumen de Musas, el cual promete 13 sencillos, algunos de ellos escritos por ella misma, llenos de toda la riqueza y folclore que el mundo necesita conocer de Latinoamérica.