Señales de tu cuerpo para avisarte que podrías tener clamidia

- Por

Si el mundo fuera perfecto, las enfermedades de transmisión sexual no existirían; pero no es así, existen, y si tenemos una vida sexual activa es mejor estar alertas a las señales que nuestro cuerpo nos envía.

La clamidia es una de las ETS más comunes y, por ejemplo, en Estados Unidos afecta a más de 3 millones de personas al año. ¡Quéee!

Pero bueno, que no cunda el pánico, justo para eso es este artículo, para saber cómo prevenir y detectar esta fea enfermedad.

 

Pero, ¿qué es la clamidia?

La clamidia es una infección bacteriana de transmisión sexual. Es causada por un tipo de bacteria llamada Chlamydia trachomatis que se transmite en el semen y los fluidos vaginales, y normalmente se propaga a través del sexo vaginal, anal y oral con alguien que tiene la infección. También se puede transmitir al compartir juguetes sexuales, o al contacto genital-mano-genital, e incluso genital-mano-ojos. No se puede contraer a través de contacto casual como al compartir alimentos o bebidas, besarse, abrazarse, tomarse de las manos, toser, estornudar o sentarse en la taza del baño.

Es más común en personas menores de 25 años, y aunque las mujeres representamos más del 70% de los casos reportados, es una enfermedad que también se presenta en hombres. La clamidia puede infectar el cuello uterino, el ano, la uretra y, en casos mucho menos frecuentes, la garganta y los ojos.

 

Síntomas y señales de clamidia

La mayoría de las personas con clamidia no saben que la tienen. Es conocida como una infección silenciosa, pues menos del 30% de las mujeres que la padecen presentan síntomas, y las que sí los presentan, normalmente se tardan semanas o incluso meses en notarlos.

Las señales que el cuerpo da para avisar sobre esta enfermedad pueden incluir:

Flujo vaginal anormal

Muchas cosas pueden cambiar la forma en que el flujo vaginal huele y se ve, pero una secreción con olor más intenso y de color amarillo o verde puede ser señal de una infección como la clamidia.

Fuente: muyinteresante.es


Micción dolorosa o frecuente

Si la infección se presenta en la uretra, puede causar una leve molestia, ardor o dolor al orinar. También podrías sentir que necesitas ir al baño todo el tiempo. Estos síntomas también son comunes para las infecciones del tracto urinario, así que no entres en pánico si se presentan, mejor ponle atención a los demás y ve a revisarte con tu médico.

Dolor en el recto

Si hay dolor, secreción amarilla o gris, o sangrado, debes ir a que te revisen inmediatamente pues puede ser señal de clamidia en el recto.

Dolor en la pelvis o abdomen inferior

Aunque estos dolores pueden estar causados por varias cosas, entre ellas, el periodo menstrual, si los presentas junto alguna otra de las señales aquí mencionadas es importante que acudas al médico.

Fuente: chronicle.co.zw


Manchado entre periodos

Cosas como un nuevo método anticonceptivo pueden causar manchas, pero las manchas entre periodos pueden ser un signo de infección, especialmente en mujeres que actualmente no son sexualmente activas.

Dolor o sangrado durante o después del sexo

Hay varias razones por las que la clamidia puede causar dolor o sangrado durante o después del sexo. Una de las más comunes es la cervicitis, una inflamación del cuello uterino que puede hacerlo más sensible durante las relaciones sexuales y causar sangrado después.

Tratamiento y prevención

Fuente: thehealthwire.com

Ok, ya tienes clamidia, ¿ahora qué? Te agradará saber que esta enfermedad es fácilmente curable siguiendo un tratamiento. No se cura sola, sí debes acudir a un médico y seguir al pie de la letra sus indicaciones.

En cuanto a la prevención, la abstinencia es el método más efectivo, pero como eso no va a ocurrir, entonces el siguiente mejor método es el uso del condón.

Esperamos que esta información sea de gran ayuda. Cuídate, ten sexo con protección y ¡que no pare la fiesta!