Esos días que se te antoja un buen Gin y no sabes qué hacer...

Esos días que se te antoja un buen Gin y no sabes qué hacer…

- Por

La ginebra, bebida destilada de la cebada sin maltear, proviene de algunos cereales frescos y neutros, además de aromatizarse con cardamomo u otras hierbas que le aportan ese aroma intenso y sabor ligeramente amargo. No esta de más saber que para que sea denominada ginebra o popularmente «gin», se requiere forzosamente que en su composición se incluya nebrina, fruto del enebro.

En México hay diferentes opciones para disfrutar de este destilado en contrastantes presentaciones; mis recomendaciones son las siguientes:

1. Fifty Mils

Ubicado dentro del hotel Four Seasons Ciudad de México, este spot sin pretensiones y con un toque ecléctico, recibe a sus invitados con cócteles que re inventan los clásicos de las barras. La mixología está a cargo de Mica Rousseau y aquí sus creaciones se sirven con antojitos mexicanos preparados con ese toque único de este hotel de 5 estrellas. Estando aquí disfruta del famoso Bugs Bunny, bebida de intenso anaranjado elaborado con jugo de zanahoria, ginebra Tanqueray y bíter de tres chiles.

Crédito: Four Season

2. Licorería Limantour

Entre una arquitectura de estilo Art Decó, este reconocido bar instalado en la colonia Roma sirve bebidas un tanto espirituosas, pues además de contar con un equipo conocedor y experto en el juego de sabores y aromas, preparan cualquier bebida de la carta con productos frescos y esencias de la casa. Desde el 2013 y con una sucursal más en Polanco, los mixólogos al frente de este premiado gastrobar son: José Luis León, Oscar Ramiro, Mafer Tejeda, Pablo Pasti y Yayo Nava. Si los ves en barra, no dudes pedirles una recomendación, pero si quieres llegar con algo en mente, pide un Coconut Sling hecho con gin Martin Miller infusionado con coco, Becherovka, Cherry Grand Marnier, jugo de piña, jugo de limón verde, jarabe natural y Angostura Bitter.

Crédito: LGM Studio . Fotografia de Arquitectura

3. Gin Gin

Con sucursales en La Roma, Santa Fe y Polanco, este proyecto nació hace 4 años. Su meta es crear una experiencia y para lograrlo comienzan con la arquitectura, ya sea en una antigua casona o con detalles como un techo retráctil para quienes fuman, este concepto logró posicionarse por su kitchenbar acompañado de música indie, house y hasta hip hop. Haciendo honor a su nombre, este bar rinde un homenaje a la ginebra, por lo que en sus barras de madera la estrella es este destilado. Para bailar es una opción pero para degustar el lado más exótico del gin también lo es, atrévete pidiendo un Fénix hecho con el favorito del lugar, café espresso, cognac, cointreau, jengibre y almíbar.

Crédito: Media Time Out

The Botanist, la nueva propuesta de Gin de Escocia

Como pueden leer, opciones para disfrutar de un buen cóctel hecho a base de ginebra, sobran en la ciudad. Anteriormente se pensaba que la versión Gin Tonic era la única forma de disfrutarlo, sin embargo aunque se dice que surgió en el siglo XVIII como una cura contra la malaria fue tiempo después cuando unos soldados británicos instalados en la India, redujeron su amargura mezclando con ginebra y así surgió la bebida favorita de la Reina Victoria.

El repunte del gin en el país,  ha dado pie a la relajación de este alcohol en cuanto a su preparación y la forma en que se sirve, adaptándose a paladares jóvenes y extrovertidos. Ante esta oportunidad en la apertura del mercado, directamente desde Islay, Escocia llega a la ciudad The Botanist, ginebra que es el resultados de años de producción artesanal e innovaciones. A su vez, The Botanist presume de ser el único dry gin artesanal de Islay y debe su sabor a la mezcla de 9 ingredientes clásicos como la manzanilla, hierbabuena o toronjil y 22 botánicos locales, entre los que se encuentran el cardo, el saúco, el galio y el espino blanco, todos son recolectados manualmente de las colinas, pantanos de turba y de la costa del Atlántico por un equipo de científicos expertos en la materia.

El sabor de esta ginebra se intensifica ya que se elabora mediante una destilación a fuego lento y baja presión, en un alambique tipo Lomond elaborado después de la Segunda Guerra Mundial, aunque ha sido modificada para maximizar el reflujo y poder extraer amigablemente los suaves aromas de cada planta de Islay.

Si ya amas el gin debes pedirlo en algún bar o comprar un ejemplar en licorerías tipo La Europea donde tiene un costo aproximado de $740 pesos; y si aún no te consideras un fanático atrévete a probarlo frío o con un toque afrutado para unirte al club de quienes amamos estos drinks. 

Bienvenidas sean las nuevas opciones de ginebra en el país.

Crédito de la marca