Quiénes son los haters y cómo reportarlos en redes sociales

Quiénes son los haters y cómo reportarlos en redes sociales

- Por

¿#HatersGonnaHate o #LoversGonnaLove?

Desde que tenemos acceso limitado a las redes sociales pareciera que vivimos en una eterna competencia por ver quién la pasa mejor, quién se compra o usa antes alguna cosa y quién está más atento a los sucesos para comentar antes que cualquier otra persona.

Siempre hay alguien que tiene algo que opinar. Libertad de expresión en su totalidad, seguro. ¿Pero hasta qué punto esa libertad de expresión se puede dar en una red social? Recientemente el internet ardió por los comentarios hacia la hija de Jennifer López y Marc Anthony. En Instagram no se hicieron esperar los comentarios sobre lo «fea» que está la niña de tan solo 8 años.

Ahí podemos observar un típico caso de haters en acción. ¿Pero qué es un hater?

Según las definiciones que puedes encontrar online, hater (odiador en inglés) es el término que se utiliza para los usuarios de internet que tienen como objetivo atacar la reputación de otros, ya sea mediante insultos, manifestaciones de desprecio, difamando o utilizando un lenguaje o tono irrespectuoso. En muchos casos estos usuarios utilizan perfiles falsos para no ser reconocidos.

Los haters han sido sujetos de investigaciones para saber por qué existen (aunque no lo creas) y qué daños pueden ocasionar. La Universidad de Winnipeg Manitoba encontró que hay diferentes tipos:

  1. Son narcisistas y sienten que son grandiosos, les gusta exhibirse, son poco empáticos y creen que lo saben todo.
  2. Tienen un lado maquiavélico, manipulan y persuaden.
  3. Los caracteriza su grado de psicópatas. Tienen conductas superficiales, poco empáticas  y nada de lo que hacen les genera sentimientos de culpa o remordimiento. También son egocéntricos, manipuladores e impulsivos.

A cualquiera le puede tocar

En realidad no solo a las personas famosas les llueven los haters. Puede sucederle a cualquiera. En Facebook es un poco más complicado pues en teoría solo tienes a personas conocidas en esta red social. Sin embargo, si comentas algún post público, como alguna noticia, estás en riesgo de que un hater llegue a debatirte y a herirte por el solo hecho de que él está bien y tú mal.

En Twitter la cosa cambia, pues cualquiera te puede seguir y alborotar cuando comunicas algo que no le parece. Los hashtags y temas te pueden dejar vulnerable a que cualquiera te encuentre y pueda molestarte.

Otro caso muy sonado fue el de Miguel Bosé y su sobrina Bimba cuando falleció. Más o menos los comentarios (que por cierto Twitter eliminó) fueron estos:

«Quiero creer que la muerte de Bimba Bosé es un castigo divino para @BoseOfficial por qué Dios odia a los homosexuales.”,  “Arrepientete de tu homosexualidad, esa bimba dios la castigo por lesbiana, ¡¡¡Arrepientete, ten temor a Dios!!!”, “Le dió cáncer por escuchar tu música de mierda, pinche perro. Tú la mataste!”

Por esa y otras razones, Twitter desde febrero de 2017 ocultó los tuits ofensivos para frenar los comportamientos inapropiados. La libertad de expresión de esa red social estará basada en respeto y tolerancia. El problema es que no todas las redes sociales tienen este tipo de filtros; Facebook trabaja en ello, pero hasta ahora no ha podido suceder al 100%.

Fuente: iStock

Cómo evitar ser víctima

Hay un dicho muy popular en internet: «Don’t feed the troll» o en español, «No alimentes al troll». Es decir, no le des por dónde seguir. Los haters están todo el tiempo (tienen mucho tiempo libre) al asecho de a quién molestar. Por ello lo mejor es que cuando comenten algo uno no siga su juego. El ignorarlos los humilla, pues no lograron su objetivo de ser ellos quienes humillaran a los demás.

Dejarlos escribir y no contestar es complicado, sí. Más cuando te quieres defender, pero hay que valorarlo. Otro caso muy sonado fue el de @Plaqueta, quien se quejó en redes sociales de que un taxista le dijo «guapa» y el internet ardió en su contra tachándola de exagerada. Los haters no se hicieron esperar se convirtió en Trending Topic con #LadyPlaqueta y hasta amenazas tuvo.

Para evitar que un troll o hater siga molestando, lo mejor es bloquearlo. Además, en las redes sociales puedes denunciarlo. En algunos casos la denuncia se hace en un link especial o por mail. Ahí, deciden si la actitud reportada fue irrespetuosa y se procede a suspender al perfil en cuestión.

Cómo reportar en Facebook:

Cómo reportar en Twitter:

Para instagram:

Si tú no eres la víctima lo mejor es no seguir la corriente y también ignorarlo. Así, su comentario si no se elimina no estará al principio y no causará tanto daño.

En algunos casos, cuando se trata de casos muy directos de violencia de género y/o abuso, el usuario puede acercarse a CONAPRED y a la policía cibernética.

Las redes sociales son un arma de doble filo. Nos permiten informarnos en tiempo real, pero también lastimar rápidamente a personas que muchas veces ni siquiera conocemos. En México, más del 60% de la población las utiliza, y aun falta mucho para poder regular los comentarios que se hacen en ellas (más allá de las leyes de libertad de expresión y el uso de la policía cibernética). Solo nos queda a los usuarios como nosotros hacer buen uso de ellas.