Qué es la septicemia y porque hay que tener cuidado con las mascotas

- Por

Para hablar de una enfermedad, virus o cualquier condición médica notablemente grave, es necesario conocer el significado, origen y causas, así como síntomas y tratamientos de dicho mal de la salud. Por eso para comenzar a hablar de la septicemia, debemos comenzar con su significado.

Considerado un adjetivo, la septicemia o mejor dicho el séptico es la definición de algo que contiene cientos de miles de gérmenes patógenos capaces de provocar la putrefacción de quien lo contrae. La septicemia que es el nombre formal de la enfermedad es una infección grave capaz de expandirse por todo el cuerpo haciendo que al interior (es decir a nivel órganos), se convierta en un foco de infecciones donde a través de la sangre pasean los gérmenes patógenos, infectando con rapidez al organismo.

Crédito: Cianosis

¿Cómo se contrae?

Aunque cualquier persona está expuesta a padecer esta enfermedad, son los pacientes en tratamiento por diabetes los más vulnerables, debido a que su sistema inmunológico está debilitado, lo que permite que las bacterias, virus, parásitos y hongos vean un hogar en los diabéticos.

La doctora Elizabeth Salsavilca, endocrinóloga del hospital Sisol ubicado en Perú, recomienda lo siguiente para evitar contraer esta letal infección:

Mantener un control normal o promedio en cuestiones metabólicas así como en la presión arterial, bajar las grasas y lípidos en la dieta diaria, asearse todos los días particularmente si hay una herida o sonda en el cuerpo y terminar cualquier tratamiento antibiótico (en caso de estar en uno).

Otra popular razón por la que los humanos nos podemos contagiar de septicemia es por las mascotas, en particular los perros y gatos. Nuestras mascotas tienen una bacteria en la saliva llamada Canimorsus Capnocytophaga, que al contacto con nuestras membranas mucosas permite la transmisión de la bacteria. Aunque antes de que caigan en pánico, deben tener en cuenta que no basta con una lamida sino que mucho depende del status del cuerpo y su sistema inmunológico para contraerlo, ¿ok?

Según también comenta la doctora Elizabeth, esta infección se transmite con notable velocidad debido a que el germen virulento es muy fuerte, empeorando si se incuba en un cuerpo con mal control metabólico, complicaciones crónicas con insuficiencia renal o disfunción cardiaca. Por lo general y en la mayoría de los casos estudiados la septicemia se contrae por vías urinarias, respiratorias y dermis.

¿Cómo sé si he contraído septicemia?

Los sintomas son fundamentales en el conocimiento y tratamiento de cualquier padecimiento, muchos doctores que han tratado este mal consideran que se trata de un síndrome de 3 etapas. El primero es la septicemia: en este punto del diagnostico a punto de ser confirmado la temperatura corporal es superior a los 38.3 o menor a los 36 ° ºC, el ritmo cardiaco está en 90 latidos por minuto mientras que la frecuencia respiratoria es superior a 20 respiraciones por minuto.

Crédito: T13

El segundo nivel de la enfermedad es denominada como septicemia grave: este diagnostico te será dado por el doctor en caso de que tan sólo uno de los siguientes síntomas aparezca en tu cuadro, se considera grave porque posiblemente uno te sus órganos este fallando. En este punto la bacteria provoca en tu cuerpo una producción notablemente reducidas de orina, cambios abruptos en el estado mental, reducción en el recuento de plaquetas, dificultad para respirar, trabajo anormal del bombeo del corazón y dolor abdominal.

Por último la tercer etapa y la peor es llamada choque septicémico, para ser diagnosticado con este nivel deberás presentar los síntomas del grave y sumar una presión arterial muy baja que no responda correctamente a la terapia de re hidratación simple.

Si bien la mayoría de los casos se han presentado en pacientes que están internados en el hospital, cuentan con un sistema inmunológico débil y además tienen mascotas; se recomienda que la septicemia se trate con un profesional ya que requiere de cuidados y atenciones especializados.

Crédito: Wag!

Caso sonado

Ente los pacientes diagnosticados con septicemia en la fase más grave de la enfermedad se encuentra el ex presidente George H.W. Bush, quien el día domingo confirmó -a través de su staff- la integración al área de cuidados intensivos del hospital Methodist ubicado en Houston, horas después de acudir al entierro de su esposa la ex primera dama Barbara Bush, quien falleció el martes pasado.

En palabras del portavoz Jim McGrath: Bush contrajo esta infección que se extendió a su sangre, aunque está respondiendo al tratamiento y al parecer se está recuperando. Con 93 años ya ha sido hospitalizado en diversas ocasiones por múltiples motivos, sin embargo, se espera que esta no sea la causa que ponga fin a su vida.

Crédito: Univision