¿Qué es la micropigmentación y cuáles son sus riesgos?

- Por

La micropigmentación es una técnica de belleza muy recurrente, debido a la practicidad que se puede obtener de ella, pues permite obtener una excelente imagen estética de forma semi permanente.

Se trata de un micro implante de pigmento vegetal en diferentes zonas del rostro, como las cejas, la comisura de los labios y la línea del párpados, lo que brinda el aspecto de un maquillaje pulcro, sin necesidad de utilizar ningún producto.

Foto Atikha / Unsplash

Las cejas son la parte más recurrente para realizarse micropigmentación, pues existen técnicas en 3D y 6D, que posibilitan a los pacientes lucir unas cejas sombreadas con apariencia natural con mayor cantidad de pelo.

Sin embargo, existen ciertos factores y riesgos que las personas interesadas, deben considerar antes de someterse a este procedimiento.

Molestias y dolor

Independientemente de la zona del rostro en donde se realice, la micropigmentación implica el uso de pequeñas navajas sobre la piel, la cual es preparada con lidocaína, que aminora las molestias, pero no evita el dolor.

La inserción del color se realiza mediante estos cortes en la piel, que prevén una duración promedio de 12 meses, aunque los resultados son variables, debido al tipo de color que se elija, la calidad del pigmento y el tipo de piel del paciente.

Pese a que el color se implanta directamente sobre la piel, la micropigmentación es diferente a realizarse un tatuaje, ya que, en el caso de lo tatuajes, la implantación de pigmento se realiza en una capa más profunda de piel.

Por lo que es recomendable realizar un retoque a los tres meses, para evitar que el color disminuya de intensidad y sea posible corregir alguna variación de color en la zona a tratar.

Asimismo, es importante considerar que no es posible revertirse completamente con algún método o proceso, sino hasta que el pigmento sea eliminado gradualmente.

Es preciso mencionar que, el pigmento se elimina con el sudor, el contacto con el agua, el lagrimeo, el uso de gafas o la piel grasa, por lo que los resultados varían entre cada persona.

Foto: Amanda / Unsplash

Riesgos y advertencias

Al ser realizado con instrumentos quirúrgicos, uno de los principales riesgos es la falta de asepsia, que como consecuencia puede acarrear en el paciente, la formación de hongos en el rostro y otros problemas de salud mayor.

Por ello, es fundamental elegir establecimientos que cuenten con los permisos de las autoridades sanitarias y de ser posible verificar la certificación del personal, para no correr ningún riesgo.

El paciente debe verificar la utilización de material desechable o en su caso previamente esterilizado, esto con la finalidad de no contraer infecciones en la piel.

También, es aconsejable verificar la calidad del pigmento, pues debe estar compuesto por ingredientes con base vegetal, pues debe evitarse el uso de tintas para tatuajes, pues éstas contienen metales como el óxido de hierro, cobalto y mercurio, que son peligrosos para la salud.

Foto: Oliana Gruzdeva / Pixabay

Vale recalcar que este procedimiento implica un costo significativo, por el instrumental, experiencia del personal y los materiales que se necesitan para realizarse, por ello, es preferible, desconfiar de lugares, donde los precios sean relativamente más bajos que el promedio del mercado.