¿Puede un aborto ser seguro? Nuestra guía, para que no quedes con dudas

- Por

El 28 de septiembre fue el Día de acción global por el aborto seguro. En la Ciudad de México apenas han pasado 10 años desde que se logró despenalizar, pero aún existen muchos tabús alrededor de su práctica. Al menos en 16 estados de la República Mexicana todavía se considera un delito y sinónimo de vergüenza, miedo y estigma. Una de cada tres mujeres en nuestro país lo vivirá una vez en la vida.

En México, cada minuto 30 niñas entre 10 y 14 años dan a luz; la mayoría de los casos producto de una violación. El riesgo a su salud es altísimo, pues datos del Gire indican que  15% sufrió muerte materna por complicaciones en el embarazo al momento de parir y 75% dejó sus estudios para convertirse en madre. En estos casos, el aborto pudo haber cambiado todo.

Para las mujeres mayores de edad que decidieron abortar, hasta el día de hoy en la Ciudad de México se han realizado legalmente 176 mil 355 interrupciones legales según la Secretaría de Salud. Al año, se practican más de un millón en todo el país. No se cuenta con una cifra exacta de abortos ilegales, sin embargo, sabemos que son la quinta causa de muerte materna por complicaciones durante el procedimiento.

La Ciudad de México es la única entidad que permite el aborto libre. Otros estados lo autorizan en caso de violación, deformaciones del feto o por peligro de la salud de la madre. Muchas mujeres vienen a la CDMX a interrumpir su embarazo, pero hay otras a las que el dinero no se los permite y acuden a hacerlo clandestinamente.

El aborto sin duda es una decisión difícil, pero no debe ser un tema tabú que afecte a la decisión sobre el cuerpo de cada persona ni la integridad física o emocional.

Fuente: Lauren Carly Shaw

Q&A del aborto seguro

Un aborto no tiene porqué ser inseguro o poner en riesgo la vida de la mujer. Si han habido tantas muertes por su causa es debido a que se hacían en lugares clandestinos, con poca higiene, y con métodos e instrumentos que no son recomendables. En la Ciudad de México y en los estados donde se permite se realiza dentro de las 12 primeras semanas de gestación. Posteriormente requiere una evaluación particular para decidir si se practica o no.

 El uso de las recomendaciones clínicas debe adaptarse a cada mujer, y se debe enfatizar su condición clínica y el método de aborto específico que se utilizará, a la vez que se consideran las preferencias de cada mujer respecto de la atención.  – OMS, 2017

Un aborto seguro debe realizarse por personal capacitado y siguiendo cualquiera de las formas que señala la Organización Mundial de la Salud.

  1. Con medicinas. A la paciente se le da una dosis de misoprostol para que provoque contracciones en el útero que induzcan al aborto. Posteriormente tendrá flujo, cólicos, algunas contracciones, mareos, náuseas y /o vómitos. Estos síntomas son normales y son producto del medicamento. De una a dos semanas después, la mujer deberá regresar al hospital para que le realicen un ultrasonido y verifiquen si el útero se encuentra vacío.
  2. Aspiración conocida médicamente como Aborto por aspiración manual endouterina, en la que se extrae el contenido aplicando una succión a través de un tubo llamado cánula. Este procedimiento tiene una duración de 10 a 15 minutos. Los siguientes días podrá haber manchas similares a las de la menstruación.

Ambos procedimientos deben ser aplicados por un especialista en cualquiera de los hospitales públicos y privados de la Ciudad de México o de la República Mexicana. La lista con los 13 hospitales públicos para abortar la puedes encontrar en este link de la Secretaría de Salud Pública.

Requisitos

Aunque no seas derechohabiente del sistema de salud público de la Ciudad de México, puedes acudir a solicitar el servicio. Es muy importante que llegues antes de las 6 de la mañana a cualquiera de los hospitales, pues se da un número limitado de fichas por día.

Si vives en la CDMX

  • Identificación oficial, en original y copia
  • Comprobante de domicilio
  • Hoja de gratuidad que se puede obtener con una trabajadora social
  • Un acompañante con identificación oficial en original y copia

Si eres menor de edad

  • Acta de nacimiento en original y copia
  • CURP
  • Credencial o documento con fotografía reciente
  • Comprobante de domicilio en original y copia
  • Acudir acompañada por madre, padre, tutor o representante legal con identificación oficial y comprobante de domicilio, ambos en original y copia

Si vives en otro estado 

  • Original y copia de identificación oficial
  • Comprobante de domicilio en original y copia
  • Un acompañante con identificación oficial en original y copia

Cualquiera que sea la causa por la cual el aborto se llevará a cabo, ninguna mujer debe permitir que se le juzgue o critique por su decisión. En caso de que se presente alguna violación a los derechos o alguna negligencia médica, se puede acudir a GIRE, Grupo de información en reproducción elegida, en el teléfono 5658-6684.

¿Y luego qué?

Dentro de las características de un aborto seguro, también se encuentra el tratamiento de las emociones. Después del aborto, es importante que se platique con alguien de confianza o incluso un psicólogo que ayude a controlar todas los sentimientos y dudas que puede tener el síndrome post aborto.

En la Ciudad de México las clínicas privadas tienen especialistas, psicólogos con experiencia en temas de género y maternidad, que atienden a las pacientes antes y después del aborto con el fin de orientarlas o escucharlas. No todas las mujeres reaccionan igual ante esta experiencia, por lo que es importante darle seguimiento para que pueda ser procesado correctamente, aun más si fue por causa de una violación.

Mary Stopes es una clínica privada que tiene presencia internacional y brinda apoyo a las mujeres que decidieron abortar.

Datos importantes del aborto

– Aunque se despenalizó en 2007, México sigue siendo uno de los países con menos incidencia de abortos en el mundo.

Fuente: Hipertextual

– No solo la educación sexual es la solución al problema del aborto. La violencia extrema a la que están sometidas las mujeres, el matrimonio infantil, entre otros, son las principales causas de embarazos no deseados.

– Se han registrado pocos casos de incidencia.

– La edad más común para abortar se encuentra entre los 18 y 25 años, con 47.17%, seguida de 25 a 29 con 22.6%.

– Hace dos días, el 10 de octubre de 2017, los diputados aprobaron la objeción de conciencia a médicos para rechazar servicios como el aborto. El dictamen indica que si la vida del paciente está en riesgo o hay una urgencia médica, “no podrá invocarse la objeción de conciencia”. Esta iniciativa está en proceso de aprobación por la Cámara de Senadores.