6 razones para no exhibir tu relación en redes sociales

- Por

Actualmente, es común escuchar a las jóvenes generaciones afirmar que su vida diaria gira en torno a la compañía de las redes sociales, ¿cuántos de ustedes no se identifican despertando y viendo su Instagram o Facebook por la mañana antes de iniciar actividades? ¿o por la noche siendo lo último que hacen durante el día? ¿Cuántos no revisan una y otra vez sus Instagram stories para saber quien los ha visto y refrescan la página para saber cuántos likes han sumado en su última publicación? Sin pena, así es la vida en tiempos de redes sociales y las relaciones interpersonales de carácter emocional también se han visto mermadas con su presencia.

Hoy es común ver perfiles de cuentas de parejas que declaran, comparten y exhiben su amor a los cuatro vientos sin importar quienes los vean (así esto incluya personas que en sus vidas han visto). Estos perfiles otorgan la posibilidad de ser emitidos a juicios y pese a que lo saben, cada día son más los aventureros que se animan a crear y abastecer estas redes con estos tipos de contenidos; a la mente me viene la famosa pareja de Instagram Alexis Ren y Jay Alvarrez, o la chilena Valentina y su novio dj y holandés Sami. 

Pero como dije: estos son casos famosos, la realidad es que cada vez son más los conocidos cercanos a los que les encanta compartir fotos íntimas, comentarios, quotes y hasta discusiones en facebook por ejemplo, acto que por obviedad trae consigo acciones negativas como las que les voy a compartir a continuación:

1. ¿No crees que estas yendo un poco rápido?

En ocasiones la emoción traiciona y eso hace que a alguien que conociste de paso, en una fiesta o durante la estancia de tus vacaciones, se convierta en tu nueva compañía fotográfica, y la peor estática en tus redes sociales. Si lo piensan bien, no conocemos a una persona de inmediato, menos con el paso de un par de días; llevársela con calma es algo que no va bien con la veracidad de las redes, por lo que en un 90% aplica el dicho popular “lo que rápido comienza, rápido se esfuma”.

Crédito: Youtube

2. Devalúas tu relación

Supongamos que tu caso no es el anterior y en realidad tienes meses saliendo con ese chico o chica “especial”, ¿qué necesidad tienes de informárselo a todo el mundo?, ¿no te has preguntado que presumirla o presumirlo no es más que un síntoma de inseguridad?, quizá quien realmente necesita convencerse de que es una buena decisión ¡eres tú mismo! La gente opina desde el momento en el que subes una fotografía o dices un “te amo”, y lo peor llega cuando te obsesionas con los likes o comentarios que esperas que la gente haga de tu imagen.

Crédito: IG Vale Caballero

3. Provocas envidia

Y esta es la peor enemiga de una relación sólida. No es que sea tu culpa que otras chicas quieran a tu novio o viceversa, sin embargo, al subir este tipo de fotos tan “perfectas”, creas un ambiente aspiracional a través de tu red que quizá no se esté proyectando en realidad en tu vida cotidiana. Detente antes de que tu propósito de llegar a los miles de likes con una imagen que muestre como pasas tus domingos junto a tu pareja cause tanta envidia como para que tu entorno se contamine.

Crédito: The Couple Goals

4. Desarrollas un hype

Con esto me refiero a que quienes te siguen (conocidos o desconocidos, aplica por igual) ya están a la expectativa de tu próxima publicación, lo que paulatinamente te orillará a pensar en tus próximos posteos dejando a un lado la intimidad de tu relación y solo velando por abastecer la necesidad de tu mercado, en este caso tus seguidores, quienes en un inicio comenzaron viéndote por lo que eras y no por lo que intentas ser. Ojo: hay una delgada línea entre el “quiero una foto con mi pareja” al “debo hacer una sesión increíble en mi próximo viaje”

Crédito: Minnie West

5. Tu novio se convierte en tu accesorio

Sí, sé que suena horrible pero es una realidad. No digo que los hombres no sean vanidosos o que no les gusten las fotos (aunque creo completamente que somos las mujeres quienes preferimos y tomamos la iniciativa de capturar el momento), no obstante, a veces sucede que las chicas miran a su pareja más como un outfit que combine que como la persona que ha decidido estar con ellas por amor. Puede parecer cliché pero los medios así atacaron en su momento a la it girl Olivia Palermo cuando presento al mundo a su ahora esposo Johannes Huebl, de quien dijeron que era alemán, alto, guapo y modelo sólo porque así ella podría llevarlo a todos lados y que saliera bien en su perfil. Increíble que la gente ahora piense así, ¿no creen?

Crédito: Johannes Huebl

6. Narcisismo en toda la extensión de la palabra

Del mismo modo que con el tema de las selfies, atiborrar tu perfil de fotos junto a tu pareja es algo innecesario, tedioso y abrumador. La realidad detrás de este comportamiento, mismo que está comprobado por varias encuestas y por el profesor de la Universidad del Estado de Ohio, Brad Bushman, es que esto incluso es una conducta de psicopatía relacionada con la cantidad de comentarios y compartidos recibidos por la imagen, estas actitudes son las peores enemigas de una relación que pudo ser más fuerte sin la presencia de las redes sociales.

Para comprender el efecto que tiene en la vida desde la temprana edad, basta con leer la siguiente nota para comprender el origen de la tristeza y la depresión en los adolescentes.

Redes sociales entre las principales causas de tristeza y depresión en los adolescentes

Debo sumar a esta nota que no todo lo que brilla es oro y ahí está el caso de la blogger Celia Fuentes, que cansada de aparentar un vida perfecta decidió acabar con ella.

Crédito: El Nacional