Si necesitas dinero, el banco no es la única opción. 3 empresas seguras que no cobran tantos intereses

- Por

¿Y por qué a un banco no? Por supuesto que estás en todo tu derecho de elegir lo mejor según tus necesidades y capacidad de pago. Pero hay otras opciones que son 100% de emprendedores mexicanos, cuentan con validez internacional, reconocimientos, son confiables, todo es vía digital y lo más importante: no te cobran tantos intereses.

Pedir un préstamo al banco significa, en el mejor de los escenarios, que terminarás pagando tres o hasta cuatro veces el monto que pediste al principio en un lapso de 2, 3 o más años. Muchas veces los abonos son chiquitos, pero no por eso quiere decir que estás pagando menos.

Por esta razón, desde hace algunos años, en México nacieron empresas de tecnología dispuestas a beneficiar tanto a los que necesitan un préstamo, como a quienes quieran invertir su dinero y obtener buenos rendimientos. Un win-win, por así decirlo. Si no te dan confianza, te puedo confesar que el año pasado los probé, y definitivamente las recomiendo.

1. Kubo Financiero

Kubo financiero es el primer portal en línea regulado por la CNB (Comisión Nacional Bancaria) y fue fundado por Vicente Fenoll, quien forma parte de la red de Emprendedores de Alto Impacto Endeavor y cuya startup ha recibido varios reconocimientos como ‘La Institución Financiera más Innovadora para emprendedores y Pymes’ por parte de INADEM. Además, en 2012 fue destacada como una de las 10 innovaciones financieras globales por Changemakers-American Express.

Esta empresa funciona de persona a persona, lo que significa que alguien más te está prestando su dinero a través de Kubo. Por eso es que pagas hasta 50% menos que con un banco. Su tasa de interés es del 16.5% y todo el trámite es en línea.

Para conseguir un préstamo con ellos es muy fácil (siempre y cuando tengas un buen historial crediticio). Puedes pedir desde 5 mil hasta 100 mil pesos, y utilizarlo para pagar deudas, salud, educación, vivienda o levantar tu negocio. Yo pedí 50 mil pesos y pagué 70 mil a 18 meses. Si deseas liquidarlo antes, pagas menos y no hay penalización.

Para conseguir un préstamo:

1. Entra a www.kubofinanciero.com y regístrate.
2. Llena los datos que te piden (datos personales, cuánto dinero necesitas, cuál es el motivo, información laboral, y números de contacto.
3. Posterior a eso te llegará una pre-autorización. En caso de que así sea, deberás enviar tu IFE, comprobante de ingresos, de domicilio y una foto por mail.
4. Si todo estuvo bien, recibirás en tu cuenta bancaria el monto solicitado entre 24 y 48 horas y podrás pagarlo a 18 meses de forma mensual. Los pagos son en Banorte, 7Eleven o Telecom.

Fuente: Kubo

2. Prestadero

Prestadero es otra opción para los que quieren un préstamo o prestar su dinero para generar rendimientos. Nació gracias a Gerardo Obregón, un químico que decidió cambiar de giro y dedicarse a las finanzas. Prestadero trabaja muy similar a Kubo. Cuando una persona necesita un préstamo, al estar autorizado pasa a la parte del fondeo. Varios prestamistas aceptan apoyarlo y depositan en su cuenta virtual hasta lograr el monto total. Cuando eso sucede, el dinero cae en la cuenta del interesado.

La tasa de interés es bajísima a comparación del banco: de un 8.9 a un 28.9%, de pendiendo del tiempo de plazo a pagar. Si prestas dinero, tu comisión estará entre 3% y 5%. Los préstamos pueden ser desde 10,000 hasta 250,000 pesos. Hasta el momento, Prestadero ha beneficiado a más de 4500 personas.

El proceso para conseguir el préstamo es el siguiente:

1. Entra a www.prestadero.com y regístrate.
2. Llena los datos que te piden (datos personales, cuánto dinero necesitas, cuál es el motivo, información laboral, y números de contacto).
3. Posterior a eso te llegará una pre-autorización. En caso de que así sea, deberás enviar tu IFE, comprobante de ingresos, de domicilio y una foto por mail.
4. Si todo estuvo bien, varios inversionistas empezarán a “fondear” tu cuenta hasta lograr el monto total.
5. Para pagar, tendrás 12, 24 y 36 meses. Cada mes se descontará dinero de tu cuenta, así que no tendrás que preocuparte por ir a pagar.

Fuente: Prestadero


3. Yo te presto

Otra de las modalidades crowdfunding en México es esta empresa Jalisciense que nació en junio de 2015. Su fundador es Rubén Chávez, quien busca beneficiar a las personas con buen historial crediticio y a quienes desean obtener beneficios mayores al ahorrar. Sus tasas van de 5.9% a 25.9%. Cuentan con pagos fijos y plazos desde 6 a 36 meses.

Para darte seguridad, en Yo te presto hay más de 38 mil usuarios registrados. Además, se han prestado más de 18 millones de pesos. Para conseguir un préstamo, la solicitud es muy similar a las empresas anteriores. Debes contar con un buen historial crediticio, tener cuenta bancaria y todos tus papeles en orden.

1. Entra a www.yotepresto.com
2. Selecciona el monto que necesites.
3. Entrega todos tus documentos (IFE, comprobante de ingresos y domicilio) y espera que autoricen tu préstamo.
4. Ya autorizado, los inversionistas empezarán a cubrir el monto hasta completarlo. Cuando esto suceda, se depositará en tu cuenta.
5. Deberás elegir entre 12, 24 y 36 meses para pagar, y se hará un cargo automático a tu cuenta bancaria.

¿Cómo calculan los intereses?

Empresas como estas, llamadas P2P (peer to peer) por el hecho de conectar a prestadores con prestatarios a través de una plataforma tecnológica, consideran tu historial crediticio, capacidad de pago, monto total del préstamo y referencias para calcular cuánto pagarás al final. De cualquier modo, pedirle a una de ellas es mejor que a un banco: así recibes apoyo tú al mismo tiempo que ayudas a alguien a invertir y ahorrar más y mejor.