El Munal realizó el primer maratón de dibujo en la CDMX

- Por

El fin de semana, el Museo Nacional de Arte (Munal) abrió sus puertas para recibir a cientos de artistas para su primer maratón de dibujo. Durante diez horas, el Patio de los Leones de este recinto tuvo como invitados a cientos de artistas —expertos y principiantes—, que compartieron su mayor pasión.

El objetivo fue explorar, a través de seis sesiones, técnicas y acercamientos al dibujo. A través de ellas se concentraron en formar círculos, paisajes, retratos, anatomía y, por supuesto, en la improvisación.

Con esta oportunidad, los participantes pudieron adentrarse no sólo en las técnicas del dibujo y la pintura; sino también aprender más sobre la historia de este arte y expresar sus talentos con el apoyo de reconocidos artistas.

Los organizadores se mantuvieron al tanto de la permanencia de los seleccionados; quienes concluyeron tuvieron la oportunidad de participar en una sesión para dibujar a puertas cerradas dentro del museo.

Para aquellos amateurs, se prepararon clases de dibujo que, conforme avanzaba el maratón, aumentaron de dificultad y les proporcionaban nuevas técnicas para mejorar su trabajo.

El maratón fue una actividad de cierre para la muestra “Discursos de la piel. Felipe Santiago Gutiérrez (1824-1904)”.

Fuente: pulsoslp.com.mx

El pintor mexicano que fue pilar entre el romanticismo y el realismo

Felipe Santiago Guitiérrez fue un pintor nacido en San Pablo, Texcoco, Estado de México. Es considerado como uno de los más grandes exponentes de las artes plásticas en nuestro país. Fue un destacado estudiante; impartió clases en en Toluca; y viajo por el país para conocer más sobre sus raíces. Fue alumno de Pelegrín Clavé; y una segunda estancia en la Academia San Carlos lo definió como artista.

En 1862 viajó por México y llegó hasta Estados Unidos, donde fue catalogado como el mejor retratista que haya visitado San Francisco (California). Tras este evento, se trasladó a Europa. Ahí visitó París y fue galardonado con la Medalla de Oro de la Exposición en 1889.

A pesar de estos logros, su verdadero objetivo era Roma, donde creó su obra La Cazadora de los Andes, que causó gran revuelo en nuestro país porque mostraba un desnudo.

Fuente: Proceso

Su trabajo fue reconocido también en Latinoamérica, en especial en Bogotá, Colombia. Sus obras fueron expuestas en Nueva Orleans, Filadelfia y París.

En septiembre de 2017, y durante cinco meses, bajo el nombre “Discursos de la piel. Felipe Santiago Gutiérrez (1824-1904)”, se realizó la primera gran retrospectiva nacional dedicada a este pintor. Constó de alrededor de 110 obras de colecciones provenientes de Colombia, España, Estados Unidos, Francia y México; las cuales fueron expuestas en el Museo Nacional de Arte, como parte del año dual México-Colombia.

Gutiérrez fungió como un pilar entre el romanticismo y el realismo del país durante la segunda mitad del siglo XIX. El maratón para cerrar esa exposición, estuvo a cargo del Munal y de la red colaborativa Pasaporte Cultural.