Maurice Gibb, el niño tímido que revolucionó la música disco

Maurice Gibb, el niño tímido que revolucionó la música disco

- Por

Cuando Maurice y sus hermanos Barry y Robin Gibb, comenzaron a presentarse en los intermedios de los teatros en Australia, jamás imaginaron el alcance de su ritmo ni tampoco que Maurice se convertiría en el niño tímido que revolucionó la música disco.

Su afición por el ritmo le vino de familia, pues su padre, Hugo Gibb, fue un destacado baterista, quien se mudó a Australia durante la década de los cincuenta para continuar su desarrollo profesional, llevando a su familia consigo.

Foto: Static01

Esta fue la oportunidad perfecta para que Maurice y sus hermanos despegaran en el ámbito musical, pues los colocó muy pronto en los escenarios, hasta que a mediados de la década de los sesenta, incursionaron profesionalmente en shows televisivos como los Bee Gees.

Desde entonces la carrera de Maurice, quien se encargaba de la guitarra principal, las cuerdas y el teclado de la agrupación se consolidó gracias a temas como “Words” y “Lonely Days”, de su autoría.

El impulsó mayor del grupo sucedió cuando los productores de Hollywood, voltearon a ver a la agrupación para encabezar la música de la película “Fiebre de Sábado por la Noche” en 1978, tema por el cual la banda se dio a conocer a nivel mundial.

Foto: i2.wp

La clave del éxito para este tema musical, fue el particular sonido de Maurice a cargo del bajo y los arreglos musicales, los cuales revolucionaron el estilo de la música disco por aquel entonces.

Pese al éxito en su carrera, el músico sufría un severo problema de depresión, mismo que lo llevó al consumo inmoderado de alcohol. Problema que se originó con la muerte de Andy, su hermano menor con apenas 30 años a causa una sobredosis.

Tras la desintegración de la banda, debido a una pelea entre Robin y Barry, Maurice siguió apoyando a sus hermanos en su carrera como solistas, a cargo de los arreglos musicales para sus álbumes.

Foto: Ytimg

Su último proyecto, antes de su muerte fue la producción de un disco con canciones hechas por su hija Samantha. Maurice falleció el 12 de enero de 2003 a causa de una oclusión intestinal mal atendida, dejando una profunda huella en la industria musical.

Hoy a 15 años de su partida, su estilo sigue siendo referente para los músicos actuales, quienes ven en Maurice un icono del bajo y la instrumentación. Vale mencionar que su hermano gemelo Robin falleció en 2012, mientras que Barry, su hermano mayor con 71 años de edad, aún sigue pisando los escenarios.