Lo que tienes que saber si estás perdiendo mucho cabello

Lo que tienes que saber si estás perdiendo mucho cabello

- Por

Uno de los mayores miedos de los hombres sin importar la edad, es quedarse calvos. Aunque el abuelo o su papá perdió el cabello a temprana edad, los hombres utilizan cualquier tipo de remedio para evitar seguir el mismo camino. El problema es que la calvicie, hasta ahora, es algo inevitable. Sin embargo, sí existen algunas formas de tratarla y recuperar al menos un poco de cabello.

Según las estadísticas, casi el 40% de los hombres perderá algo de pelo entre los 25 y 35 años; a los 60 años aumenta a 65% y un 90% llegando a los 80. Un 30% de las mujeres a los 40 años también puede presentarla. Por el número de población calva, México ocupa el número 13, superado por República Checa, España, Alemania, Francia y Reino Unido. Esto nos puede indicar que la raza tiene mucho que ver en cuanto a calvicie se refiere.

Las razones de que pierdas pelo

La calvicie ha sido estudiada por muchos científicos a lo largo del tiempo. Se ha encontrado que depende de la genética y situaciones de estrés o enfermedad. Una investigación del Colegio Ibero-Latino-Americano de Dermatología señaló que los antecedentes familiares influyen un 95%. Sin embargo, en la actualidad hay otros factores que están tomando protagonismo en la pérdida de pelo, y ya no solo de hombres, sino también de mujeres.

Genética

Esta calvicie recibe el nombre de alopecia androgénica y es la más común de todas. Su causa es que la hormona dihidrotestosterona daña a los folículos responsables del crecimiento del cabello.  Desde los 18 años, los hombres empiezan a sentir como el pelo se adelgaza, debilita y cae, principalmente en la zona de la coronilla de la cabeza o las sienes.

Una persona tiene en promedio 100,000 cabellos que dependen de folículos pilosos. Al día perdemos alrededor de 50 a 100, que no son muy notorios si la producción de la hormona, la creatinina y la keratina son suficientes. El problema surge cuando esos 50 pelos no son reemplazados por otros y empieza a notarse cada vez más.

Salud y estrés

Otra de las razones de la calvicie es la toma de ciertos medicamentos como los que se usan para disminuir el colesterol, tratar el Parkinson, las úlceras y algunos antocoagulantes. En ocasiones, las fiebres muy altas e infecciones dermatológicas pueden causar calvicie. También hay una razón mucho más frecuente estos días: el estrés. Ese amigo tan común actualmente está cobrando la vida de cientos de cabellos alrededor del mundo.

El estrés ocasiona la alopecia difusa y pérdidas temporales de cabello en toda la cabeza, conocida como alopecia nerviosa. La pérdida de cabello se puede dar como caída de una gran cantidad (te darás cuenta en la almohada al despertar, en la regadera o al barrer el piso); o bien, en mechones que dejan espacios redondos en la cabeza. Cuando esto sucede es muy importante acudir con el dermatólogo para que puedas inciar un tratamiento que a) te ayude a relajarte y b) evite que se te siga cayendo más.

Lo que comes

¿Qué bonito es ser vegetariano, no? Cuidar a los animales y tu salud. Pues no siempre o no para todos. La dieta tiene mucho que ver con la pérdida de cabello. La hormona que ayuda a que se siga regenerando y creciendo, requiere de las proteínas y hierro de los alimentos (de ahí que los anoréxicos empiecen a perder pelo). Cuando tu dieta es baja en estos elementos, tu organismo tendrá que recuperar y guardar las proteínas que encuentra, lo que significa que ya no llegarán a tus folículos capilares y tu pelo quedará en una especie de «reposo»: ya no crecerá y empezará a caer. Con un tratamiento y alimentación adecuada, puede regenerarse y evitar que siga cayendo.

Cómo te lo cuidas

Por supuesto que la forma en que te lo lavas, cuidas y hasta los productos que usas influyen en la calvicie. Primero aclaremos algunos mitos:

  • No te deja de salir pelo por usar gorros o sombreros.
  • Sí puedes usar gel o cera para peinar, no afectan el crecimiento (a menos que seas alérgico o algo similar).
  • En tiempo de calor sí es mejor que te pongas una gorra y así evitar algún efecto secundario.
  • El shampoo sí importa: es recomendable que uses uno según tu tipo de cabello y que no lo laves diario. Además, lo mejor es que no te bañes con el agua hirviendo y lo seques de manera suave sin frotar (lo mismo aplica para las mujeres).

Es importante que cuides los productos que usas, la forma en que lo lavas y peinas para que no afectes su crecimiento.

¿Hay cura?

Además de probar todos los shampoos que hay en los supermercados, lo primero que debes hacer es ir a visitar a un dermatólogo. Como leíste, las causas de la calvicie pueden ser muchas, y , aunque seguramente tu papá te la heredó, lo mejor es que alguien especializado te revise y de un diagnóstico adecuado.

Dependiendo de ello podrás adquirir un tratamiento capilar (shampoo), cambiar tu dieta y pensar en algún injerto capilar (solo no vayas a quedar como Juan José Origel, por fa). La otra opción es que aceptes tu nueva condición. Hay muchos «calvos» sexys, solo recuerda a Moby, Bruce Willis y Vin Diesel.

Crédito: Mayo Clinic