De lo político a lo irreverente, todo lo que sucedió en los Grammy 2018

- Por

Los Grammy 2018 sacudieron completamente el esquema de las ceremonias anteriores. Tal parece que en la Era Trump, el valor de las palabras tiene mayor relevancia y puede utilizarse para el mensaje correcto, en el momento adecuado. Esto fue lo más irreverente, político y emotivo de la gala pre y la ceremonia.

Las primeras sorpresas de la ceremonia

Las primeras sorpresas de la premiación sucedieron en la gala pre Grammy, celebrada el pasado 27 de enero, la cual reunió a una multitud de estrellas que celebraron la diversidad cultural, el amor por los sueños y la posibilidad de vivir en un mundo mejor.

Durante esta noche, una de las parejas que cautivó la atención de los espectadores fue Luis Fonsi y su esposa Águeda López, quien lució un espectacular atuendo que dejó al descubierto una de sus piernas.

Foto: Instagram

Otra de las situaciones más comentadas fue la evidenciada cercanía entre Jamie Foxx y Katie Holmes, quien durante tres años ha negado el romance; sin embargo, Clive Davis, anfitrión de la gala, la puso en evidencia.

Esta señora salió de la habitación justo cuando iba a presentarla, estaba sentada en la mesa de Jamie Foxx y todos los demás. Si van a sentarse juntos, qué mejor que esta noche”, expresó el presentador.

Y para cerrar la noche, la cantante Beyoncé sacudió la gala con un espectacular atuendo, creación de AzziAndOsta, el cual dejó al descubierto su pierna con una media de red y un top ajustado de manga larga que delineaba su figura.

La fuerza de los inmigrantes

Al día siguiente, la 60 edición de los Grammy volvió a ponerse en boca de todo el mundo, con una fuerte carga de mensajes con alusión política, contra el sistema de abusos en la industria del espectáculo y a favor de la riqueza multicultural de Estados Unidos.

Uno de los momentos más emocionantes de la noche corrió a cargo de Elton John y Miley Cyrus, quienes interpretaron a dúo el tema “Tiny Dancer”, emotiva canción que habla de la lucha contra el SIDA.

La cantante mexico-cubana, Camila Cabello alzó la voz a favor de los jóvenes inmigrantes, quienes al igual que ella, llegaron a Estados Unidos siendo niños y afirmó que se siente orgullosa de ser una inmigrante nacida en el este de la Habana.

Estoy aquí en este escenario esta noche porque, al igual que los dreamers, mis padres me trajeron a este país sin nada más en sus bolsillos que esperanza. Me enseñaron a trabajar el doble de duro y a nunca rendirme. Y honestamente ninguna parte de mi recorrido es distinta a la de ellos”, indicó Cabello.

Después el emotivo mensaje de Cabello, la banda irlandesa U2 interpretó el tema “Get Out of Your Own Way” que habla sobre la lucha contra los opresores desde una barcaza en el río Hudson, cerca de la Estatua de la Libertad, icono de los inmigrantes que han conformado Estados Unidos.

La cantante Kesha interpretó el tema “Praying”, junto a otras artistas que alzaron la voz contra la violencia sexual a las mujeres. Dicha actuación representó su regreso a los escenarios luego de una larga batalla legal contra el productor Dr. Luke, por acusaciones de abuso sexual.

Poder latino

Otro punto a considerar de la premiación fue la asombrosa participación de los latinos, entre los artistas premiados se encuentran: Residente, Shakira y Rubén Blades.

Al respecto, Residente bromeó: “no hablo mucho inglés, pero quiero decir que odio las matemáticas y por eso soy rapero”, indicó el boricua, quien dedicó su premio a Puerto Rico.

El humor continuó con la parodia realizada por la ex candidata a la presidencia de Estados Unidos, Hilary Clinton, quien ridiculizó al presidente Trump al hacer que las celebridades leyeran en voz alta «Fire and Fury», el nuevo libro de Michael Wolff.

Al respecto el presentador James Corden bromeó en varios momentos de la ceremonia, diciendo que el próximo año, algunos políticos podrían resultar los ganadores del Grammy por el mejor álbum hablado.

Foto: BBC

El toque de alegría lo puso Bruno Mars, quien arrasó la premiación con seis estatuillas y puso a bailar a todos los asistentes. los raperos Jay-Z y Kendrick Lamar fueron otros de los más homenajeados, pero al igual que sus compañeros tampoco dejaron pasar la ocasión para hacer evidente su punto de vista político.

Sin duda, los Grammy 2018 representaron toda una montaña rusa de emociones, tanto para las celebs que se animaron a dar su punto de vista, como para los espectadores, quienes se mantuvieron al filo de su asiento.