La moda infantil debe renunciar al sexismo y esta niña tiene el argumento perfecto

La moda infantil debe renunciar al sexismo y esta niña tiene el argumento perfecto

- Por

Ha pasado más de medio siglo desde que se hizo popular vestir a las niñas de rosa y a los niños de azul. Podríamos pensar que en una sociedad como la nuestra, en el siglo XXI, las cosas estarían cambiando. Pero no es así, basta con caminar por alguna tienda de ropa para ver que la ropa de niño y la de niña tienen mensajes bastante claro sobre lo que la sociedad espera de ellos.

Una niña se dio cuenta de esto y lo hizo saber en un video que se ha convertido en viral rápidamente por la forma en la que nos hace notar cómo algunas prendas para niña tienen frases huecas, mientras las de los niños son mucho más alentadoras. Una playera dice “me siento fabulosa”, mientras que la de un niño dice cosas como “piensa fuera de la caja”.

¿Porqué es importante hablar de este tema? Porque una simple playera con un estampado y una frase son suficientes para empezar a moldear los prejuicios y formalizar los estereotipos de género. En un mundo que busca combatir la idea de que el hombre puede ser doctor y la mujer puede ser solamente su secretaria, prendas con estos mensajes no aportan mucho para lograr la equidad.

El tema es serio. La moda infantil facturó 1,224 millones de euros en el 2016 tan solo en Europa. Una camisita a cuadros que use el príncipe George a sus cuatro años puede desatar un desabasto de prendas, ya que todos quieren vestir a sus hijos como la realza. Estos son ejemplos claros del poder de la ropa en la sociedad… y en los niños, en especial. Si a esto le añadimos mensajes claros de cómo creemos que deben pensar, las cosas empiezan a retorcerse.

Fuente: El País

Ya que la mayoría de personas en el mundo compra ropa en tiendas y no a diseñadores privados, estas empresas que pregonan el fast fashion están poniendo mensajes bastante torpes en sus productos para niños. Si bien un pequeño puede ser llamado héroe en una playera verde, porqué una niña no puede tener una prenda similar. Tienen que conformarse con una playera rosa que las llame princesas.

Es injusto, porque todos piensan que las niñas sólo deben ser bonitas y los niños sólo deben ser aventureros”, dice la pequeña, molesta por los mensajes que le transmite la moda infantil de esa tienda. Además, remata con una buena pregunta: “¿porqué debería de estar separada la ropa de niños y niñas?”. Claro, muchas niñas también quieren ser aventureras y muchos niños también quieren sentirse bonitos. El problema está en forzar esa imagen tan antigua de la mujer débil y el hombre fuerte.

Para eliminar estos prejuicios sobre la imagen, grandes marcas de ropa están eliminando la brecha que divide a la ropa de niño con la de niña. Dejando el asunto en una etiqueta unisex, generando prendas que pueda usar cualquier pequeño sin estar delimitado por colores cliché o tamaños específicos. Un caso concreto es el de los almacenes británicos John Lewis. Su nueva estrategia busca precisamente eso “no fomentar los estereotipos de género”.

Fuente: Boys&Girls

Al final, la función principal de una prenda es la de proteger la piel, no la de exhibir una ideología. Por lo tanto, decisiones como está abren la puerta para que tu hija pueda usar ese vestido con estampado de aviones y pelotas de baseball, y que tu hijo pueda usar un suéter rosa sin que sufra alguna burla en la calle. No somos los colores que usamos. Esto es lo primordial que deben entender también millones de padres en el mundo, ya que ellos deciden también continuar con estos modelos al comprar prendas llenas de estereotipo.

Hay que respetar las decisiones de los niños. A mi hijo le encanta el vestido de Frozen y mientras le guste y lo pida, se lo seguiré poniendo”, dice Paula Martos, doctora en Historia que defiende la ropa infantil libre de género. Si tu hija quiere jugar a ser un caballero medieval y tu hijo prefiere ser la princesa a rescatar, este bien. No hay nada de malo en sus elecciones, y si la moda infantil los apoya, qué mejor manera de crecer en libertad.

La voz de la verdad

Esta niña de 8 años se cuestiona porque la ropa de niña es diferente a la de los niños. Interesante punto de vista.➡️ https://goo.gl/ZE4TDy

Publié par Oficinista sur vendredi 15 septembre 2017