La leyenda que marcó el lugar del buen tequila

- Por

Cuenta la leyenda que, durante una tormenta, un rayo cayó sobre un agave azul, al incendiase comenzó a despedir un aroma dulce y un elixir de sabor fuerte, el cual fue considerado como un regalo de los dioses y a dicho territorio, como el lugar del buen tequila.

El tiempo pasó y esta bebida fue adquiriendo su propio carácter, para convertirse en un destilado único, cuyo proceso de elaboración no podría ser el mismo, si no sucediera en este sitio tan especial.

Tal territorio, se ubica entre los municipios de El Arenal, Amatitán, Tequila, Magdalena, Teuchitlán, Etzatlán, Ahualulco y San Juanito en el estado de Jalisco y conforman una de las opciones turísticas con mayor tradición, sabor y diversión en México .

Apoyada por empresarios locales, este desarrollo turístico comenzó a funcionar a principios del siglo XXI, con el objetivo de darle mayor impacto a la producción del tequila, la charrería y la tradición del mariachi.

Germán López /Pixabay

Así nació la Ruta del Tequila

Así, la Ruta del Tequila se convirtió en toda experiencia para los sentidos, que además es accesible en precios, resulta ser una opción muy especial para disfrutar esta o cualquier temporada vacacional en el año.

Hay opciones para todos los gustos y edades, como visitar sitios arqueológicos, tabernas tradicionales, modernas destilerías, minas de ópalo y obsidiana o simplemente observar el paisaje por la ventanilla del tren José Cuervo Exprés, el único de estilo antiguo en México.

El tren sale de Guadalajara y lleva a los paseantes hasta el pueblo mágico de Tequila, mientras ofrece tres opciones de viaje que combinan tradición, confort y lujo, de acuerdo a las necesidades de cada paseante.

Dentro de esta ruta, nada mejor que La Rojeña, destilería insignia de José Cuervo, fundada en 1758 y considerada como la más antigua de Latinoamérica para vivir la experiencia de una cata de tequila.

Ahi los visitantes tienen acceso a clases de cata, degustaciones  y recorridos por los campos de agave azul, donde podrán admirar la noble, pero extenuante labor del jimador, pieza clave en el proceso del destilado para esta bebida.

Otro imperdible en esta ruta, son las haciendas que se ubican en la demarcación; muchas de ellas, ahora convertidas en hoteles o restaurantes, que complementan la experiencia de viaje, con el sabor necesario para dejar gratos recuerdos en el paladar. Tal es el caso del restaurante La Antigua Casona, dentro del Hotel Solar de las Ánimas, que ofrece inigualables catados con maridaje.

Foto: Pixabay

Tequila, un lugar encantador

También el pueblo de Tequila contiene ciertos encantos que deben descubrir los visitantes como la plazuela y su kiosko, el recorrido de antiguas tabernas como famosa la Capilla de Indios, cantina ubicada frente a la iglesia principal de la localidad y por supuesto, el Museo Nacional del Tequila.

Finalmente, el recorrido no estaría completo sin una muestra de una de las tradiciones más importantes de nuestro país, la charrería, que en este contexto adquiere mayor sentido y nada mejor para acompañar al espectáculo que los sones y cantares del mariachi, que seguro terminarán por dejar fascinados a los extranjeros y emocionar a los connacionales.

Además, José Cuervo ofrece una serie de actividades especiales para celebrar a los visitantes durante todo el año; como festejar a mamá, papá o al niño que todos llevamos dentro; dar el Grito de Independencia en septiembre, acudir al Festival Cultural del Tequila en octubre o correr un medio maratón internacional en noviembre; además de pasar todas las fechas decembrinas en un acogedor ambiente mexicano.

Para más información sobre este y otros itinerarios de viaje, visita www.mundocuervo.com , donde encontrarás costos, fechas y horarios de eventos especiales; además de la posibilidad de obtener beneficios como ser miembro de Club Mundo Cuervo que brinda tarifas especiales y acceso a eventos exclusivos, así que no lo pienses más y no dejes escapar la oportunidad de conocer el lugar del buen tequila.