¿Qué es la dieta cetogénica y es buena para tu cuerpo?

- Por

También llamada keto por la palabra en inglés ketogenic, la dieta cetogénica consta de ingerir muy pocos carbohidratos, lo que provoca que el cuerpo se convierta en un quemador intenso de calorías, debido a la poca ingesta de las mismas. El doctor Andreas Eenfeldt especialista en medicina familiar, afirma que adquirir esta dieta como un hábito representa múltiples beneficios en el cuerpo como: pérdida de peso, rendimiento deportivo y la corrección de malos hábitos innecesarios para tener una salud equilibrada.

Crédito: Telemundo

Para entender como funciona exactamente esta dieta, lo primero es entender qué hace exactamente en el cuerpo. Esta dieta cetogénica proviene de la dieta que causa la producción de pequeñas moléculas de energía llamadas cetonas o cuerpos cetónicos.

También conocidos como un combustible alternativo para el cuerpo, es “activado” cuando se requiere incrementar la glucosa en la sangre, por eso las cetonas aparecen cuando bajas el consumo de carbohidratos y un porcentaje moderado de proteínas, digamos que balancean la producción de azúcar para evitar desmayos por eso no es peligrosa. 

Crédito: YoComoSapiens

Cuando una persona inicia una dieta keto, las cetonas producidas en el hígado, comienzan a quemarse como energía por todo el cuerpo, incluyendo el cerebro, ya que este órgano es el que consume mayor energía diariamente.

Conclusión: en una dieta cetogénica el cuerpo cambia su provisión de energía a través de la ingesta de calorías por la quema de grasa. Como los niveles de insulina se reducen y la quema de grasa aumenta, se vuelve fácil acceder a los depósitos grasosos.

Este tipo de dieta comenzó en:

Hay quienes afirman que esta modalidad de consumo alimenticio no es una moda pasajera pues data de la década de los 20’s. En aquellos días algunos investigadores de epilepsia descubrieron que los altos niveles de cetonas, provocan que los pacientes presenten menos convulsiones. Expertos en el tema tienen evidencia que apunta que la cetósis tiene potencial terapéutico para distintos síntomas y enfermedades como el cáncer, síndrome de ovario poliquístico, traumas neurológicos, diabetes e incluso acné.

Si bien no es una dieta peligrosa, es fundamental tomar en cuenta que no cualquiera puede aplicarla, entre ellos:

Personas que padezcan diabetes, hipertensión o mujeres que estén lactando. 

Cualquier nutriólogo que recete este tipo de dieta recomendará el consumo de verduras, aceites crudos (que aceleran el metabolismo), muy poco queso, muy poco huevo y nada de carnes rojas, pollo o mariscos.

Crédito: Youtube

Es importante tener en cuenta que entrar en cetosis es un proceso difícil al que cualquier cuerpo no está acostumbrado, por eso es totalmente normal que experimenten los siguientes síntomas: vista nublada, dolor de cabeza, náuseas y fatiga, junto con mal aliento, sudor y orina. También tendemos a ver una gran disminución en nuestros niveles de electrolitos a medida que perdemos agua, lo que también hace sentir mal al cuerpo, esta condición es conocida como cetogripe.

Para evitar salir de cetosis es fundamental dejar de ingerir los siguientes alimentos: azúcar y almidón (incluyendo comidas almidonadas como pan, pasta, arroz y papas), debido a que estas comidas son mucho más altas en carbohidratos.

Para tomar el agua, café americano, té  y mate sin edulcorante son permitidos, también una copa de vino de vez en cuando. Por el momento hay que evitar los lácteos y sus derivados en formato líquido.

La dieta ceto es una mala idea para quienes han padecido cualquier trastorno alimenticio, ya que al ser tan restrictivo puede prestarse a provocar la re caída de un paciente en pleno tratamiento. Sin embargo para los que no presentan este cuadro, es una ventaja pues ayuda al cuerpo a dejar de pensar en comidas innecesarias, controlar los antojos y dejar de picar entre comidas.

Crédito: Irving Pineda

Si bien obtener todos los nutrientes y la fibra que necesita el cuerpo sin el apoyo de los granos integrales y las frutas puede ser complicado, definitivamente no es imposible. 

Para lograr una dieta balanceada y controlada es necesario acudir con un nutriólogo, del mismo modo para quienes estén interesados en una dieta que hace entrar al cuerpo en el mismo estado y que es conocida como Pronokal, es posible solo con una receta médica, posterior a que el doctor confirme que eres candidato o candidata, a este procedimiento.