K2 o Spice, la marihuana sintética que está matando a los más pobres

- Por

Más de  100 personas fueron hospitalizadas durante la semana pasada en New Haven Green. La marihuana sintética, también conocida como K2 o Spice, estuvo disponible desde hace tiempo en tiendas como una sustancia química no regulada que físicamente se parece a la marihuana.

Dado que la sustancia es de bajo costo -de tan solo un dólar por unidad- y el producto es abundante, lo hace popular entre las personas de bajo recursos. Nueva York, como muchas otras ciudades, ha prohibido la fabricación y venta de K2.

se han reportado varios casos de intoxicación

Imagen: Dailymail

Por esto, la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA), realizó un aviso el pasado 19 de julio sobre numerosas emergencias causadas por el consumo de productos de este tipo, los cuales contienen una sustancia llamada brodifacoum, un compuesto comúnmente utilizado en el veneno para ratas.

¿Qué es la marihuana sintética?

Algunos nombres que se le ha dado a esta droga son: Black Mamba, Bliss, Bombay Blue, Fake Weed, Genie, Joker, Kush, Kronic, Spice, Zohai. En esencia, la marihuana sintética es una mezcla de químicos industriales que se rocían sobre hojas secas y recortes de césped, envueltos en paquetes de colores brillantes y vendidos bajo una gran variedad de marcas, como K2 y Spice, aunque se han encontrado cientos de otras marcas.

Imagen: Drug Free

¿El K2 es “marihuana falsa”?

No es marihuana. Se supone que K2 y otros cannabinoides sintéticos hacen que el cerebro funcione de la misma manera que cuando consumimos el THC (el ingrediente activo de la marihuana) sin embargo, según la Administración de Alimentos y Drogas, afecta al cerebro de forma diferente que la droga natural y, según el Instituto Nacional de Abuso de Drogas, los usuarios pueden experimentar ansiedad y agitación, náuseas y vómitos, presión arterial alta, temblores y convulsiones, alucinaciones, paranoia, y pueden actuar violentamente. Se usa una gama de sustancias químicas en constante cambio, la combinación y la potencia pueden cambiar dependiendo de la marca o incluso por lote.

Connecticut prohibió la venta de K2, Spice y otras marcas similares de marihuana sintética en 2012. Venderla hoy en día puede generar cargos criminales a nivel de delito grave, según el Departamento de Protección al Consumidor del estado.

¿Cómo se consuma?

Se pueden consumir de varias maneras: una forma es rociar el producto químico sobre el material vegetal y fumarlo. También se puede convertir en una forma líquida que se puede vapear como un cigarrillo electrónico.

Otro método de consumo, es mezclarlo en alimentos o infusiones de hierbas para ingerirlo. Aunque el sabor de tu comida no sería exactamente agradable.

Imagen: businessinsider

¿Por qué es tan popular?

Primero, el precio. Si bien una onza de marihuana real puede costar más de 350 dólares en la calle, un paquete de varias unidades cuesta alrededor de 50 dólares en línea o alrededor de 1 dólar por bolsita en las tiendas la esquina, lo que lo convierte en un éxito entre los jóvenes y las personas sin hogar. Además, dado que no es una fórmula específica, esta sustancia no aparece en las pruebas de anti doping, por lo que es la primera opción para las personas que se realizan pruebas, como los militares o personas bajo supervisión, ordenada por la corte.

¿En serio es peligrosa?

En general, se informa que los efectos secundarios de K2 son muy desagradables y, a veces, pueden ser muy peligrosos. Incluso si no toma una sobredosis de K2, el efecto sobre el corazón y el cerebro puede ser perturbador. De hecho, muchas más personas están reportando alucinaciones y malos viajes en K2, o se están volviendo adictos al incienso de K2. La substancia afecta el sistema nervioso central y puede causar una variedad de efectos, que incluyen:

  • agitación
  • alucinaciones
  • frecuencia cardíaca rápida
  • vómitos.

El Departamento de Salud Pública de Illinois emitió una advertencia en marzo de 2018 después de varios informes de personas que sufrieron hemorragias graves después de usar productos de cannabinoides sintéticos. Hubo 56 casos documentados en Illinois de sangrado severo después del consumo de K2. Dos personas murieron después de toser sangre y sangrar de otras áreas.