Este policía le cambió la vida a un niño el día de su cumpleaños

Cuando estamos pequeños y se acerca el día de nuestro cumpleaños, el mundo cambia completamente. Los días previos son de emoción y cada segundo que pasa nos acerca a ese gran día lleno de alegría, pastel, regalos y amigos. Todos los niños deberían celebrar así.

Pero tristemente no todos los pequeños tienen fiestas con su familia y amigos. Un niño de la bahía de Green Bay, en Estados Unidos, fue a clase el día de su cumpleaños y al salir emocionado, nadie pasó a recogerlo. Mientras veía cómo todos los demás se iban de la mano de sus padres, el pequeño esperó sentado hasta que se quedó completamente solo. Nadie fue a buscarlo ¡Y en el día de su compleaños!

Cuando el festejo parecía perdido y el día podría haberse convertido en un recuerdo horrible en su infancia, una patrulla de policía apareció en la entrada de la escuela. Se trataba del elegante y sonriente oficial Robinson. El niño se asustó al verlo llegar y notar cómo el oficial se acercaba para llevarlo a casa.

Resulta que mientras patrullaba la zona de Green Bay, Robinson recibió un llamado de urgencia. Un pequeño estaba solo, afuera de la escuela primaria local y no se podía contactar a sus familiares. Por lo que sabían las autoridades escolares, el padre del pequeño estaba encarcelado en la prisión de Wisconsin. Así que cumplió con el proceso de ir por un menor y cuidarlo hasta localizar a sus familiares. Nada más que eso.

Justo cuando estaba llegando al lugar, le anunciaron que, además, ese preciso día era el cumpleaños del pequeño. Así que aprovechó unos cupones que un McDonalds local les da a los oficiales para canjear por hamburguesas gratis y decidió hacerle una fiesta de cumpleaños que no olvidará jamás.

¡El niño subió a la patrulla emocionado! Así que pudo recorrer la ciudad encima de un vehículo de policía, con su torreta encendida y el sonido de la radio policíaca. Igual que en una película. Lo mejor es que el oficial lo llevaría a festejar su cumpleaños entre las hamburguesas y los juegos de McDonalds.

A pesar de los esfuerzos por combatir el delito y mantener la paz en la ciudad de los Packers, el departamento de policía de Green Bay también realiza increíbles acciones ciudadanas para garantizar una buena relación con la gente de Wisconsin.

Publié par Green Bay Police Department sur mardi 27 juin 2017

Estamos ayudando a la comunidad, sirviendo a la comunidad”, dice uno de los oficiales del BGPD en redes sociales. “Estoy aquí por la comunidad, para hacerlos sentir seguros y a salvo. Estamos siempre en las calles tratando de hacer lo mejor para todos”, comenta un policía local. Así que muchos de ellos organizan reuniones con los niños y jóvenes para conocerlos y convivir juntos, creando ese lazo entre ciudadanos y policías que tanta falta hace en otras naciones.

Publié par Green Bay Police Department sur jeudi 10 août 2017

Así que dentro de ese apoyo a la comunidad de Green Bay se encuentra esta increíble historia que le cambió la vida completamente a un pequeño. Lo que pudo haber sido el día más triste de su vida, se ha convertido en una experiencia que dejará con la boca abierta a todos sus amigos. Justo cuando el niño terminaba de jugar y comer en el McDonalds, avisaron al oficial que la familia del pequeño había sido localizada. Ese pequeño tiempo libre que se tomó para cuidar de un niño abandonado en la escuela es tan valioso que lo ha convertido en una estrella en redes sociales. El acto de amabilidad del oficial Darryl Robinson ha llegado a más de 20 mil personas hasta el momento.

Sin duda el próximo año este oficial tendrá que pasear a este nuevo amigo por la ciudad encima de la patrulla policíaca más cool de todo Estados Unidos.

Yesterday Officer Robinson responded to a local elementary school for a child that was not picked up at the end of the…

Publié par Green Bay Police Department sur mardi 24 octobre 2017

Discusión