Escuelas de San Francisco introducen la meditación y los resultados son increíbles

Escuelas de San Francisco introducen la meditación y los resultados son increíbles

- Por

No es que esté de moda, pero la meditación está dando mucho de qué hablar estos días en Estados Unidos. Si estás relacionado con el mindfullnes ya conoces todos sus beneficios, pero si no, este es el contexto.

La meditación es un proceso en el cual la mente «se pone en blanco» durante un momento consciente mediante la respiración para poder desconectarse del entorno y relajarse. Gracias a ella la concentración aumenta y es posible bajar los niveles de estrés e incluso evitar la depresión o las conductas agresivas. Los adultos que la practican se han dado cuenta que son más atentos, productivos, calmados e incluso duermen mejor.

Por esta razón, en las escuelas de Estados Unidos se ha implementado la meditación como una herramienta para mejorar la conducta y la concentración de los niños.

Fuente: veronicamoya.com

Casos de éxito

En Baltimore se incluyó la meditación en una escuela como método de «detención». En lugar de que los niños estuvieran sentados después de clases tras alguna travesura, se les enseñó a meditar. Este «castigo» incluía enseñarles a respirar y a evaluar lo que habían hecho para no repetirlo. El salón en el que se lleva a cabo la detención es llamado «Mindful Moment Room» y tiene cojines morados, lámparas y decoración cálida. En él, los alumnos se sientan, respiran y después platican lo que hicieron. Los resultados positivos hicieron pensar a los maestros que darles una clase de meditación como parte de su horario normal evitaría que hicieran cosas que los llevaran después a detención. Y así fue.

El programa de «Mindful Moment Room» va de la mano actualmente con una fundación llamada Holistic Life Foundation. Los casos de detención en esta escuela de Baltimore disminuyeron a cero.

En Connecticut tres veces a la semana los alumnos tienen yoga y meditación. Al finalizar las clases, los alumnos mostraron menor nivel de cortisol (la hormona que causa el estrés).

En San Francisco sucede algo similar con un programa de meditación llamado «Quiet Time«. Los resultados de este programa fueron la reducción de «detenciones» en un 45% durante el primer año. La asistencia de los alumnos llegó a un 98% y también mejoró su aprovechamiento escolar. En esta escuela, los niños están acostumbrados a ver armas – y usarlas-, por lo que la meditación les ha ayudado a disminuir los episodios de violencia a los que están acostumbrados.

«Sé que no puedo cambiar el ambiente en el que viven los estudiantes cuando no están en la escuela, pero estoy contento de haber descubierto una manera de ayudar a nuestros estudiantes a encontrar formas de enfrentar la violencia y el trauma y el estrés de la vida cotidiana.» Bill Kappenhagen, director de la escuela Burton High School en San Francisco 

 Los niños y la meditación

Si tienes hijos o sobrinos, seguramente has intentado pedirles que presten atención un par de veces sin éxito. Ahora imagínate un maestro: 30 niños en un salón sin concentración. La meditación es muy útil en estos casos, pues funciona para ayudar al cerebro a lograr la atención y retención de información.

Cuando los niños se centran en su propia respiración, disminuyen los niveles de presión arterial y reducen los niveles dañinos de estrés. Esto permite que el cuerpo se relaje y pueda prestar atención en lo que tiene que.

Los aparatos electrónicos han ayudado a que los niños se aburran y dispersen fácilmente. Todas esas herramientas muchas veces los sobreestimulan, impidiendo que su concentración les permita aprender fácilmente las lecciones; o bien, los torna agresivos con sus compañeros. La meditación los enseña a respirar y a controlar los niveles de estrés que los llevan a portarse mal. Además, los vuelve más conscientes de sus acciones pues han tenido momentos previos para analizar por qué lo hicieron.

En México aun no se llevan a cabo estas acciones, pero podríamos empezar a hacerlo. Los estudios realizados en Canadá y Estados Unidos han demostrado que niños con al menos 10 minutos de ejercicios de meditación logran mejor atención en clase, aumento de calificaciones, menos agresión y problemas de conducta que los que no los practican. Además, dentro de sus beneficios a los niños destacan:

  • Mejora su sentido de responsabilidad, emociones y pensamientos.
  • Aumenta su autoestima al ser consciente de lo que puede hacer.
  • Mejora la capacidad de atención.
  • Ayuda a reducir la ansiedad que afecta el sueño y rendimiento académico.
  • Reduce las acciones impulsivas.
  • Ayuda a aprender a enfrentarse a situaciones frustrantes.
  • Vuelve más empáticos y agradecidos.
  • Mejora la salud y el sistema inmunológico gracias a los ejercicios de respiración.

Además, los maestros en Baltimore mencionan que los niños les «enseñan» a sus papás a relajarse cuando están estresados. Los padres, al notar los cambios de conducta en sus hijos, también empiezan a practicarla. Esto da como resultado una mejor relación pues hay menos estrés y mejor comunicación.