¿Es malo ponerse ropa nueva sin lavar?

- Por

Comprar una ropa nueva, más que el sacrificio económico de adquirirla, implica también el gusto o la premura por estrenarla, pero… ¿qué tan cierto es, que es malo utilizar prendas nuevas sin lavar? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Sobre este tema, diversas investigaciones científicas han arrojaron datos escalofriantes, que al conocerlos, seguro te harán pensar dos veces antes de estrenar una prenda sin pasarla antes por la lavadora.

Lavar o no lavar, el dilema

Dichos estudios dividen las consecuencias negativas en dos grandes bloques: daños o alergia en la piel por químicos que se encuentran en las telas, y los posibles contagios por agentes bacterianos que causan enfermedades venéreas, del estómago o de la piel.

En este sentido, un estudio realizado por la Universidad de la Rioja en España, liderado por Carmen Romero, doctora en Ciencias Biológicas y experta en Microbiología expresó que aunque es cierto que los seres humanos tenemos un elevado número de contactos con gérmenes diariamente y de éstos sólo 2% son peligrosos para la salud, no hay que confiarse.

El estudio realizado por Romero encontró que aunque el riesgo de contraer una infección grave es muy bajo, las infecciones se pueden contagiar si tenemos heridas en la piel o en el caso de personas inmunodeprimidas.

Aunado a este estudio, otro realizado por el doctor Philip Tierno, Director de Microbiología e Inmunología de la Universidad de Nueva York confirmó la aterradora noticia: la ropa nueva está repleta de gérmenes.

El riesgo de usar ropa nueva

La investigación destaca que entre las bacterias y gérmenes que se encuentran en la ropa nueva, provienen tanto de las fábricas, como de los almacenes y aún más de los probadores, donde decenas de personas usan las prendas antes de comprarlas.

La investigación confirma que tanto piojos, hongos vaginales, restos menstruales, materia fecal y suciedad proveniente de las manos por las que pasa la ropa, son los factores que provocan  la propagación de estos gérmenes y bacterias que causan enfermedades.

El otro problema, es el uso de químicos en los textiles que se utilizan para teñir la ropa, los cuales pueden causar alergias en la piel, según Donald Belsit, dermatólogo de la Universidad de Columbia.

Esto debido a que para darle color se utilizan sustancias químicas muy fuertes, que solamente con un lavado a máquina y doble enjuague es posibles de eliminar; por ello, el especialista recomienda probarse las prendas con otras por debajo para evitar el contacto directo con la piel.