Empresa japonesa concede 6 días de vacaciones extra a los empleados que no fuman

Empresa japonesa concede 6 días de vacaciones extra a los empleados que no fuman

- Por

Desde que en México – y el mundo – se prohibió fumar en espacios públicos y por supuesto en las oficinas, los no fumadores agradecieron que sus espacios por fin estuvieran libres de esa horrible nata gris.

Sin embargo, desde hace algún tiempo, esos mismos no fumadores y los empleadores cayeron en la cuenta de que sus colegas adictos a la nicotina trabajan varios días menos a la semana menos que ellos por año. En Estados Unidos, un estudió arrojó que una semana, en Inglaterra, medio día a la semana que se convierten en 5 semanas por año. En Irlanda 7 semanas, en México casi la mitad de una jornada.

La razón es sencilla: multipliquemos las veces que alguien sale de su lugar para fumar, por el tiempo gastado en hacer dicha acción (salir de la oficina, bajar x pisos, prender el cigarro, fumar y platicar, subir de nuevo, -ir al baño- sentarse). Esto resulta mínimo 15 minutos por vez, lo cual aumenta según el número de pisos que se deban subir y bajar. ¿Cuántas veces fuma una persona a lo largo de la jornada laboral?

Contras y pros

Todos los que fumamos tenemos la firme creencia de que hacerlo reduce nuestro estrés, nos ayuda a pensar e incluso a ser más creativos. Varias encuestas realizadas por empresas cigarreras como Camel, Philip Morris, Lucky Strike, etc, arrojan resultados similares, pero uno de los más destacados es que ayudan a socializar entre colegas.

Queda claro que para nosotros esos 5 o 15 minutos de adicción se traducen en una mini junta al aire libre, lluvia de ideas o quejas del jefe que no entiende. La socialización sí existe al momento de fumar con los demás.

«Acabas de regresar de tu sexto break para fumar y pretendes que te ayude con tu chamba? ¿Exactamente qué te fumaste?

El problema comienza cuando los que no fuman se dan cuenta que trabajan al menos una hora más que sus compañeros y se quejan con RRHH. No todos lo hacen, pero puede suceder y generar fricciones; incluso el jefe directo del fumador puede empezar a poner reglas o prohibir que se fume en horas de trabajo. No hay un apartado en ninguna ley del trabajo que prohiba bajar a fumar, pero sí pueden llegar a despedirte o a considerar contratarte o no por ello.

“Los reclutadores deberían pensar dos veces si quieren contratar a un fumador debido al tiempo que pasa sin trabajar”
– George Charles, Director de Marketing de Voucher Codes Pro

No contratar a una persona por fumar puede considerarse discriminación, pero al momento de despedirle traducirse en falta de productividad.

Además, los fumadores tienen más riesgo de enfermarse de las vías respiratorias y faltar más al trabajo. En una encuesta realizada por Voucher Codes Pro sobre los hábitos de los fumadores, se concluyó que pasan entre 5 y 7 días fuera de la oficina por problemas de salud directamente relacionados con el cigarro. En México además es un problema económico, pues cada año se gastan 70 mil 936 millones de pesos en enfermedades relacionadas con el tabaquismo.

Sigamos el ejemplo de Japón

Por fortuna, las empresas cada vez son un poco más concientes de las necesidades de sus empleados (home office, horarios flexibles, etc.). Una empresa de Japón tiene un caso muy particular que sin duda deberíamos copiar pues al mismo tiempo incentiva a dejar este vicio.

Después de que varios empleados de Marketing Piala Inc comentaron que los breaks para fumar estaban causando problemas entre compañeros, los directivos decidieron dar tiempo libre extra a los no fumadores para compensar. Con esta iniciativa, querían lograr que los empleados dejaran de fumar para poder lograr 6 días libres al año. Al parecer ha tenido éxito, pues otras empresas de este país asiático comenzaron a replicar la iniciativa.

Fuente: SG Talk

Definitivamente perder tiempo por salir a fumar no es una opción, pero tampoco es fácil dejar este vicio. En lo que tu oficina decide seguir el ejemplo de Japón (llévale este artículo a RRHH), sé prudente y no salgas a fumar cuando todo en tu trabajo sea caos. ¡Evítate problemas!