Ejercicios para mejorar tu autoestima y empezar a creer en ti

- Por

Aprender a mejorar nuestra autoestima puede ayudarnos a alcanzar nuestras metas y a encontrar el éxito que tanto estamos buscando. Tener confianza nos ayuda a enfrentar desafíos, a enfocarnos en nuestros objetivos y a comenzar a tomar riesgos. Hay muchas maneras de mejorar nuestra autoconfianza, y el ejercicio, aunque es conocido por sus beneficios para la salud y mejorar nuestra calidad de vida, es otra herramienta que podemos usar para ayudar a promover nuestra confianza.

Autoestima aeróbica

Según un estudio del Neuropsychiatric Disease and Treatment, cuando te sientes mejor físicamente, te sientes mejor mentalmente. Esto sucede porque estás en mejores condiciones para enfrentar los desafíos que se te presenten. Te sientes más interesada en explorar nuevos lugares y conocer gente nueva. El ejercicio te ayuda a sentirte mejor física y mentalmente, ayudándote a desarrollar una actitud positiva y la resistencia emocional necesaria para alcanzar tus metas personales.

Por esto, el Scientific World Journal, analizó el efecto del ejercicio aeróbico en un grupo de mujeres, encontrando que las puntuaciones de autoestima aumentaron significativamente en la mitad del grupo que pusieron a realizar ejercicios aeróbicos.

Los investigadores señalaron que el autoestima es un concepto tanto interno como externo. El lado interno de la autoestima incluye el pensamiento positivo y la capacidad de establecer objetivos, mientras que el aspecto externo tiene que ver más con la forma en que otras personas nos ven.

Desempolva tu bici para alcanzar tus metas

El ejercicio consiste en establecer y lograr una serie de objetivos. Puedes comenzar montando tu bici media hora al día y poco a poco ir aumentando el tiempo o la distancia que recorres en ella.  De acuerdo con un estudio, realizado en la Universidad de Columbia, se descubrió que establecer y lograr objetivos ambiciosos tiene un impacto en los niveles de felicidad, por lo tanto, aumenta tu confianza. Así que abróchate las agujetas y lánzate a la aventura, tu autoestima te lo agradecerá.

Nadar reduce la ansiedad

La ansiedad es la enfermedad mental más común en México; de hecho, 40 millones de adultos la padecen. Ya sea que hayas batallado en algún momento con ansiedad leve o grave, probablemente sepas que no te convierte en la versión más segura de ti misma. En esos momentos es cuando darte una escapada a la piscina más cercana te ayudará. Una investigación señala que hacer ejercicio, como nadar, crea nuevas células cerebrales y un patrón general de calma en las áreas del cerebro. Saca tu traje de baño, ponte bloqueador solar y mejora tu ánimo y tu manera de ver la vida.

Correr aumenta tu estado de ánimo

No, no tienes que correr durante tres horas todos los días para sentir sus efectos sobre tu salud mental. Como puede decirte cualquiera que alguna vez haya intentado usar este ejercicio como una manera de liberar estrés, hay una mejora en el estado de ánimo general que sucede muy rápidamente.

«El vínculo entre el ejercicio y el estado de ánimo es bastante fuerte», dice Michael Otto, Ph.D., profesor de psicología en la Universidad de Boston, en un artículo para la American Psychological AssociationPor lo general, dentro de los cinco minutos posteriores al ejercicio moderado se obtiene un efecto de mejora en el estado de ánimo«. Aunque no es una garantía que exactamente a los cinco minutos de salir a trotar un poco aumentes tus niveles de confianza de inmediato, como dice Elle Woods en Legalmente rubia: «las personas que hacen ejercicio producen endorfinas, las endorfinas te hacen feliz». Y como sabrás, las personas felices generalmente tienen más confianza, y viceversa.

El ejercicio te hace ver mejor

Cuando no estamos contentos con la forma en que nos vemos, desarrollamos problemas de imagen corporal y baja autoestima. Por lo tanto, cuando no estamos contentos con la forma en que nos vemos, a menudo no estamos contentos quien somos. Nuestra autocrítica negativa puede ser horrible, inundando nuestros pensamientos e influenciando nuestras acciones.

El ejercicio nos ayuda a mejorar nuestra autoestima al mejorar la la apariencia de nuestros cuerpos. Incluso si no perdemos mucho peso mientras hacemos ejercicio, es probable que nuestro cuerpo se fortalezca y se tonifique, haciéndolo más firme. Ver este tipo de resultados puede hacer que te sientas mejor de tu apariencia y refuerces tu confianza en ti misma.

Y tú, ¿haces ejercicio regularmente? ¿Sientes que el ejercicio te ayuda a mejorar tu autoestima y la forma en que te sientes? ¡Comparte tu opinión en los comentarios!