Descubre si tienes una personalidad fuerte que intimida a los hombres

- Por

Probablemente conozcas a alguien que tiene una de esas personalidades  excepcionalmente fuertes, alguien que parece altamente independiente y algo desconcertante. ¡O tal vez esa persona eres tú! Y no hay nada de malo en saber lo que quieres y tener las agallas para ir por lo que tanto anhelas. Al contrario de lo que mucha gente piense -como que eres agresiva o grosera-, aquellas personitas que tienen una personalidad fuerte tienen un corazón enorme y lo entregan todo por los que aman. Aquí te compartimos cinco rasgos de este tipo de personalidad ¿te sientes identificada?

1. No soportan conversaciones simples

Las conversaciones superfluas son aburridas para estas personas. Hablar sobre el clima o la celulitis de Kim Kardashian es su peor pesadilla. Si tienes una personalidad poderosa, es probable que pases mucho tiempo pensando profundamente y, a menudo, tienes ideas para compartir. Para ti las conversaciones triviales son una pérdida de tiempo y te hacen sentir incómoda. Sientes que las pequeñas conversaciones no te permiten realmente conocer a una persona, y es demasiado predecible. Estás más interesada en conocer a la gente a profundidad y en descubrir cómo piensan. Sin embargo, eso no significa que no tengas en cuenta que una conversación ligera y divertida puede surgir en cualquier momento y eres capaz de disfrutarla.

2. Les molesta la ignorancia

Su fuerte personalidad se basa en el conocimiento, y muchos de sus conocimientos seguramente los adquiere por cuenta propia. Te consideras bien informada sobre una variedad de temas y disfrutas leer y aprender para aumentar tu conciencia. Pones tiempo y esfuerzo en ejercitar tu cerebro, por lo que cuando las personas hacen comentarios o juicios sobre cosas que no entienden, te irritan muchísimo. Las personas de carácter fuerte respetan a aquellos que están bien informados y son de buen corazón.

3. No aceptan excusas

Estas personas trabajan duro todos los días. Así que si eres de este tipo de personas. cuando un colega va contigo con un buen bonche de excusas, te niegas a dejar que te quiten el tiempo con sus quejas y lloriqueos. Seguro que lo mandas a volar porque lo tuyo es estar centrada en resolver los problemas y no quedarte estancada. Te esfuerzas constantemente para ser la mejor y sobresalir, así que no te interesa tener cerca a personas que se la pasen dando excusas por lo que hacen o no hacen. Puede haber muchas razones por las cuales alguien no puede hacer algo, pero hay muchas más razones por las que puede hacerlo.

4. No necesitan atención especial

Si bien la personalidad de una persona fuerte puede atraer la atención de los demás, lo cierto es que para ellos esta atención no es necesaria. De hecho, de vez en cuando las personas fuertes prefieren parar un tiempo a solas. Esto puede explicarse por el hecho de que suelen necesitar un momento y un lugar para mantenerse relajados y recargar sus baterías para continuar con el día a día.

5. Crean oportunidades

Las personas fuertes suelen ir pensando en planes a futuro, por si algo se sale fuera de lo planeado puedan saber de qué manera actuaran. ¿Sólo hay un poco de vino para la cena y ya está todo cerrado? Para alguien con personalidad fuerte esto no sería un problema: improvisa una jarra de tintos de verano. Las personas fuertes son notablemente expertas en convertir los problemas en oportunidades, un rasgo realmente raro.

6. Son grandes oyentes

¿Alguna vez has notado cómo la mayoría de las personas actúa cuando están “escuchando” a alguien? Lo más probable es que estén inquietos, mirando a otra parte o revisando su teléfono. La mayoría de las personas fuertes también son excelentes oyentes, ya que entienden los requisitos de ser alguien en quien otros pueden confiar. La mayoría de las personas fuertes también son bastante intolerantes con aquellos que no pueden escuchar realmente.