Cosas por las que amamos al Papa Francisco

- Por

Desde que, en febrero de 2013, el sacerdote argentino Jorge Mario Bergoglio se convirtió en el Papa Francisco, decenas de creyentes y no creyentes alrededor del mundo mostraron afinidad con él, por eso, hoy hacemos un recuento sobre las #CosasPorLasQueAmamosAlPapaFrancisco.

Una de las más significativas cuestiones, por las que el pontífice ganó la admiración mundial es por ser el “Papa de las primicias”; el primer latinoamericano, jesuita, que no vive en la Santa Sede y que no es italiano, desde el sirio Gregorio III en el año 741.

Foto: Caleb Miller/ Unsplash

De un chico enamorado al Papa Francisco

Otra cuestión por la que llama la atención es por la claridad en sus palabras, incluso confesó que a los 12 años de edad estuvo enamorado de una chica de su barrio, a la cual le prometió que, si no se casaba con ella, se haría sacerdote; cosa que cumplió.

Y hablando de cumplir, el Papa Francisco se ha ganado su lugar por cumplir con sus promesas, como una que le hizo la Virgen del Carmen la noche del 15 de julio de 1990, la cual, a la fecha, le impide mirar televisión.

Pese a ello, el Sumo Pontífice es un hombre al que le agrada la modernidad, pues, aunque no navega en Internet, maneja sus redes sociales por medio de un equipo, que supervisa cara a cara.

Además, como buen argentino, gusta de escuchar tango, incluso en 2014, cuando cumplió 78 años, decenas de bailarines realizaron una función para él en la plaza de San Pedro.

Foto: Nacho Arteaga/ Unsplash

Fútbol y pizza, dos cosas que ama Francisco

Por herencia de su padre y de su barrio, el Papa se considera orgulloso partidario del club de San Lorenzo de Almagro, el cual, desde su estancia en el Vaticano, sigue través de un guardia suizo, quien le hace llegar los resultados de la liga, semana con semana.

Jorge Mario Bergoglio eligió su nombre papal en honor a San Francisco de Asís, por la humildad y austeridad asociada con el santo, por lo que renunció al lujo de vivir en el apartamento papal.

Por ello, vive en una casa de huéspedes con 210 habitaciones, donde se aloja tanto personal de la Santa Sede, [email protected] y laicos visitantes, lo cual le fascina, ya que le permite estar en contacto con la gente.

También ha señalado que extraña caminar por la calle sin preocupaciones, se considera ciudadano del alma, aunque tiene tres nacionalidades (argentina, italiana y la del Vaticano) y le encanta comer pizza.

Twitter

Todo ello, hace que el Papa Francisco, sea una figura pública con miles de seguidores virtuales y presenciales alrededor de todo el mundo.