Cuidado con los chapuzones de verano, hay un ahogamiento muy peligroso para niños

- Por

Un día de chapuzones en la alberca es perfecto para los niños cuando llega el sol del verano. Se emocionan y se ríen jugando con sus amigos y sus primos, a pesar de que los cuidamos para que no haya accidentes, puede que los regresemos a casa con un daño tan grave que pondría en riesgo su vida.

A este fenómeno se le conoce como “Dry Drawning” (algo así como “ahogamiento seco”). Es muy difícil darse cuenta de que los niños lo están padeciendo y si no se atiende rápidamente pueden incluso perder la vida. Así que debes estar muy atenta para que tu pequeño no sufra de este percance.

¿Qué es el Dry Drawning?

Empecemos por decir que es la inhalación de agua de las albercas que parece ser muy normal, pero que puede hacer que los pequeños tengan infecciones respiratorias tan graves que los harán ponerse morados. Los expertos dicen que este síntoma es difícil de detectar, pero que recomiendan observar a los pequeños después de nadar y llevarlos rápidamente al hospital si presentan anomalías respiratorias.

Lo que puede confundirse con un simple resfriado, una fiebre común o una bronquitis, podría ser el Dry Drawning que está atacando los pulmones de tu pequeño. Esto sucede cuando respiran con su nariz el agua y ésta empieza a dañar los pulmones, además hay que tener cuidado, ya que no solamente sucede en albercas, también puede ser en la bañera o en el mar.

Al entrar el agua en sus pulmones, los pequeños pueden empezar a colapsar por infecciones graves, lo que puede mandarlos al hospital por problemas respiratorios. La triste noticia de la muerte de Frankie Delgado Tercero llamó la atención de los medios en Estados Unidos y muchos padres pusieron atención por primera vez a esta reacción.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando los niños respiran agua, ésta no llega directamente a los pulmones, ya que esto podría dañarlos de inmediato. Sucede que la laringe reconoce esta agua extraña como un elemento peligroso y se cierra para evitar que los pulmones la reciban, por lo que este cierre provoca los primeros síntomas graves de Dry Drawning. Si reconoces estos síntomas en tu pequeño después de haber estado sumergido en agua, ¡corre al hospital de inmediato!

En Estados Unidos se han reconocido más casos parecidos a los de Frankie Delgado, un pequeño de apenas cuatro añitos que sufrió de esta reacción y no fue atendido a tiempo. Como fue demasiado tarde y la noticia se difundió en los noticieros de Estados Unidos, otros padres alcanzaron a notar estas anomalías en sus hijos y lograron salvarles la vida junto a médicos locales.

¿Debemos preocuparnos por otros síntomas?

, según las palabras del Dr. Pitetti los niños tienden a ingerir agua al entrar a una alberca o una bañera llena de agua. El líquido entra por la nariz o por la boca y esto puede ser muy peligroso por los químicos que tiene el agua de las piscinas, pero también por la cantidad que hayan ingerido.

El cuerpo no puede retenerlo todo así que en muchas ocasiones el agua que inhalan es tanta que puede llegar a inundar los pulmones. Esto se conoce como ahogamiento secundario y es la segunda causa de muerte infantil por ahogamiento en Estados Unidos. Por eso los médicos recomiendan advertir a los pequeños los peligros de inhalar o beber agua de alberca, mar o bañera, y también recomiendan echar un ojo a los pequeños después de un chapuzón.