Cerveza artesanal: todo lo que hay detrás según Gilberto Figueroa

Cerveza artesanal: todo lo que hay detrás según Gilberto Figueroa

- Por

Hasta hace un par de años, pedir una cerveza se limitaba a elegir entre Grupo Modelo, Cuauhtémoc Moctezuma o alguna que otra marca extranjera como Guinness, Sapporo, Quilmes, Budweiser, Coors Light, Heineken y otras menos conocidas en restaurantes internacionales. Pero de un tiempo para acá, exactamente a partir del 2011, empezó un boom de cervezas artesanales dispuestas a llegar a los paladares más exigentes.

La cerveza artesanal: todo lo que hay detrás

Para poder conocer más a fondo de este tipo de cerveza y responder todas las preguntas que hay entorno a ella, le pedimos a Gilberto Figueroa, cervecero mexicano y ganador de varias medallas, que nos ayudara a redactar este artículo.

Para empezar, debemos saber porqué son diferentes la cerveza artesanal y la industrial. Si buscamos la definición en algún diccionario, lo artesanal no es más que hacer algo de forma tradicional, es decir, con los procesos originales. Actualmente las personas piensan que la cerveza artesanal se hace en la cocina, tina o en cualquier otro lugar de la casa sin tener controles de calidad, sin embargo, los procesos para hacer cerveza deben ser muy rigurosos y llenos de cuidado.

La cerveza artesanal utiliza 4 ingredientes principales en su elaboración: agua, lúpulo, levadura y cebada. La cerveza industrial sin embargo utiliza ciertos adjuntos, como arroz, maíz y muy poca cebada para poder bajar costos. Por eso es que al compararlas su sabor es muy diferente. Los cerveceros artesanales buscan hacer bebidas apegadas a un estilo que en su mayoría lleva más de 300 años, y por lo mismo, buscan siempre los mejores ingredientes.

Todo lo que bebemos y comemos depende mucho de los gustos de cada persona. El hecho de que la cerveza artesanal se haya posicionado en los últimos años en México se debe principalmente a que la gente busca nuevos sabores y experiencias, y la cerveza artesanal nos los da con diferentes estilos que no eran conocidos en nuestro país, pero que han estado ahí durante muchos años. Hay a quienes simplemente estos sabores no les gustan, no van con lo que buscan en una cerveza o no han encontrado el sabor que les llegue al paladar. Una cerveza artesanal no es para emborracharse: éstas se disfrutan poco a poco. Tampoco para ponerle clamato y limón, se sirve sola y marida perfecto con carne o pollo.

Fuente: Love Beer

En México existen diferentes marcas y cervecerías especializadas en la venta de este tipo de bebidas. Al cerrar el 2016 eran alrededor de 400, y se espera que para este año haya nuevamente un crecimiento del 56%. Las más populares al momento y disponibles en la mayoría de los comercios son:

Minerva. Nació en Guadalajara y es una de las más conocidas. Es ligera y tiene cuatro presentaciones, clara, rojiza, ámbar y oscura.
Colimita. Esta cerveza oriunda de Colima es una lager Alemán y súper suave. Dentro de la compañía tienen también Páramo, que es una Pale Ale y Ticús, que es una cerveza oscura tipo Porter.
– La Brü, que este año cumple 11 en el mercado de la cerveza artesanal. La puedes encontrar Porter, India pale ale, Ginger Ale, Stout, Imperial india pale ale, y Copper ale.
Tempus. Otra de las más conocidas. También es de Guadalajara y tiene: Dorada, Clásica, Doble malta, Reserva especial y Cream stout.
Házmela Rusa. Su nombre viene, tal cual explicado en su página, al momento de cambiar  el nombre de Stout Imperial con el de Stout Imperial Mexicana. Su producción se produce con tres tipos distintos de chiles y una buena cantidad de cacao criollo de Tabasco.
– Jack. Esta cervecera tiene al primer lugar de las más vendidas en la tienda The Beer Company, Jack Sweet Chocolate, que es muy oscura, robusta y con aroma a chocolate y café.

¿Por qué es más cara?

Hay varios temas que hacen del mercado artesanal muy complejo en comparación con el industrial, un primer punto es el precio. La cerveza artesanal es mucho más cara por las siguientes razones:

Los insumos que se utilizan en su elaboración son importados.

1. La producción es más pequeña comparada a la industrial, por lo tanto los costos son más altos.

2. Distribución: la distribución de las cervezas industriales se hace a través de su misma empresa, su músculo logístico es impresionantemente grande. Las cervezas artesanales no cuentan con éste, por lo que hace más complicado posicionar el producto.

3. Marketing: las grandes cervecerías cuentan con un presupuesto muy abultado para sus campañas de mercadeo haciendo que las personas siempre tengan en mente ciertas marcas. Estas inversiones son casi imposibles de hacer para una cerveza artesanal.

4. Apoyos económicos: las empresas grandes apoyan mucho a las cadenas de restaurantes con incentivos económicos por mover un determinado volumen, haciendo que prefieran vender más la cerveza industrial que la artesanal.

Fuente: El Mexicanito

Dónde encontrarlas

A pesar de que su distribución es totalmente diferente a la industrial, hoy en día es mucho más fácil encontrarlas en un bar o comprarlas en línea (o hasta en Liverpool). Aquí hay varias opciones:

Cervexxa: Venta en línea de cerveza artesanal mexicana. Llegan hasta la puerta de tu casa y puedes elegir según el estilo, nacionalidad o marca.
Beerhouse. Muy similar a la anterior, armas tu paquete, lo pagas y llega a tu casa. Siempre tienen promociones y una caja de selección mensual en el Superama.
The Beer Company. Tiene sucursales en todo la CDMX, y todas las cervezas artesanales mexicanas y del mundo. Cuando no hay alguna, te la consiguen.
El Mexicanito. Se especializan en cerveza artesanal mexicana y siempre sabrán decirte qué puedes tomar según tu antojo o estilo. Tienen cervecería móvil, catas a domicilio y surten a eventos especiales.
Wild Wings Satélite. Aparte de tener alitas deliciosas, puedes llevar a casa un par o una caja de cervezas artesanales a precio especial. Siempre tienen nuevas opciones en el menú, así que vale la pena darte una vuelta cada mes.
La Graciela y El Depósito. Las más conocidas por los chilangos. La primera es un bar y taller de cerveza con varias opciones para tomar directo del barril. La segunda es un bar con opciones en barril y botella para tomar o llevar. Ambas  fueron creada por los mismos dueños del Depósito, que también son los que están detrás de la Cerveza Tempus.
– Liverpool. Aunque no lo creas, Liverpool en su sección de comida gourmet tiene una gran variedad de marcas, estilos y promociones para llevarte el vaso ideal para tomarla. Vale la pena darse una vuelta.

 Agradecemos la información a Gilberto Figueroa, cervecero casero desde hace 7 años, con 7 medallas (4 plata y 3 oro) a nivel nacional en competencia amateur. Es Juez internacional por parte de la BJCP (Beer Judge Certification Program) y cuenta con el Certificado Internacional para servir y recomendar cervezas en bares y restaurantes por parte de la organización CICERONE. Es  co fundador y maestro cervecero de Charro Brewing Company.