El Bitcoin ha perdido el 50% de su valor ¿Podrá reponerse?

- Por

Bitcoin, la moneda virtual más popular del internet llegó a la cúspide de valor el pasado diciembre cuando alcanzó un costo de 19 mil 500 dólares (¡casi 400 mil pesos!). Un crecimiento demasiado agilizado, considerando que a inicios del 2017 tenía un valor de 800 dólares. Incluso el Senado de México aprobó una ley que “prevé el uso de activos virtuales como las criptomonedas o bitcoins, previa autorización del Banxico, y que generarán unidades para su intercambio”. Esto quiere decir que hasta los bancos presienten el poder de esta divisa.

Pero sonaron las alarmas, el bitcoin cayó en picada este miércoles por la mañana, comenzando el día con un valor de 10 mil dólares y descendiendo hasta los $9700, alrededor de un 50% menos del costo con el que se cotizaba el pasado mes.

La caída de Bitcoin es parte de una venta masiva de muchas criptomonedas, anunció Forbes. Por segundo día consecutivo, cada criptomoneda importante ha sufrido disminuciones de dos dígitos en las últimas 24 horas.

No parece haber ningún factor específico que impulse la gran venta masiva. Se han dado algunos indicios de que Corea del Sur podría regular las criptomonedas de forma más estricta. Hace unos días anunció que los usuarios de la criptomoneda serían multados si no realizaban conversiones desde cuentas virtuales en las que podían comerciar de forma anónima con cuentas de nombre real. Por otro lado, Japón comenzó a regular el Bitcoin y otras criptodivisas. El año pasado aprobó una legislación que legalizó a las criptomonedas como moneda legal y activa, algo que en la práctica aún no funciona muy bien, pero ya se hizo un avance.

Esta mañana se publicó un artículo en Reuters apuntando que en China “las autoridades deberían prohibir el comercio centralizado de monedas virtuales, así como de individuos y empresas que brinden servicios relacionados”. Esto se sumaría a la prohibición del país de las ofertas iniciales de monedas, intercambios comerciales y  la minería de Bitcoins.

Aún así, es difícil creer que esos rumores sean suficientes para generar una gran ola de ventas globales. Entonces, ¿qué ha hecho que esta criptodivisa cayera tanto?

Lo más probable es que la actual ola de ventas de pánico refleje la gran cantidad de nuevos inversores que han inundado el mercado en los últimos meses. Coinbase, un importante intercambio de bitcoins, anunció en noviembre que tenía unos sorprendentes 13 millones de inversores. Cuando muchas de las personas con esta divisa no quieren formar parte de ninguna lista de inversores. Mientras menos se sepa, mejor.

La mayoría de estos nuevos inversionistas son personas que saben muy poco sobre el tema y tiene poca experiencia en este nuevo tipo de inversiones, por lo que cuando el el precio de las criptodivisas suben, los usuarios estaban felices de la inversión o incluso comprar más. Pero cuando el precio comienza a caer, algunos de ellos inevitablemente entran en pánico y comienzan a vender, lo que acelera la caída del precio de estas divisas.

No obstante, el Bitcoin no fue la única criptomoneda en tener pérdidas importantes, sus rivales también se lanzaron en picada. Por ejemplo, el Ethereum ahora tiene un valor de 810 dólares, un 42% menos desde su costo máximo de 1400 dólares. El Bitcoin Cash, una versión rival de bitcoin, valía más de 4 mil dólares a mediados de diciembre, ahora se cotiza en mil 500 dólares, una baja del 65%. Las otras criptodivisas famosas como el Litecoin, Verge, entre otras, tienen precios tambaleantes de un día a otro, tal vez sea por las alarmas del precio del Bitcoin.

La cuestión ahora es esta ¿qué pasará luego de que esta sacudida monetaria termine? Es probable que el precio se regularice y que las criptomonedas eleven su precio, pero, ¿llegarán a alcanzar o superar el valor que tuvieron durante diciembre del 2017?

Debemos saber que los usuarios más antiguos del Bitcoin y los que conocen más a fondo esta divisa, están muy acostumbrados a ver que el valor de esta moneda suba y baje drásticamente. Para ellos, una gran baja del valor en el Bitcoin solamente augura una cosa: que su precio subirá incluso más que antes.