Ánima Estudios: la leyenda de las leyendas mexicanas

- Por

Antes de Ánima Estudios la mayoría de los mexicanos modernos no conocíamos la palabra Nahuala. Pero gracias a ellos, niños de 3 añitos no solamente conocían la palabra, también estaban al tanto de su leyenda y estaban dispuestos a contarla a sus amiguitos más cercanos sin tener ningún problema.

¿Quiénes son?

Ánima Estudios es el estudio número 1 de animación en Latinoamérica.  Se dedica a la realización de producciones animadas que se distribuyen en todo el mundo. Si alguna vez viste las simpáticas animaciones del Chavo del 8, ellos son los responsables de revivir la comicidad de Chespirito y traer sonrisas a las tardes de pequeñines y adultos.

En el 2003 produjo y estrenó Magos y gigantes, y fue la primera película de animación del nuevo siglo hecha por talento mexicano en su totalidad, fue galardonada con el premio “Barrilete de Plata” al Mejor film de animación, durante el Tercer Festival Internacional de Cine para la Infancia y la Juventud, realizado recientemente en Buenos Aires, Argentina. Desde este largometraje se vino una avalancha de películas que enriquecerían la cultura de nuestro país.

Imagen: Ánima Estudios

Espantos para todos

Las leyendas son cuentos populares que se basan en hechos reales o míticos y son adornadas con toques de fantasía del folclore mexicano. La parte delicada es que muchas veces son sumamente siniestras y los niños no las quieren escuchar porque tienen pesadillas o se asustan demasiado. Desgraciadamente, nuestras leyendas están destinadas a morir si dejan de contarse.

Atendiendo esta situación, Ánima decidió darles otro enfoque en sus películas, abordan las historias con un gran sentido del humor y con un toque de miedo que las hace fantásticas para chicos y grandes.

La entrega de leyendas del estudio comenzó con La leyenda de la Nahuala, los personajes fueron creados por Ricardo Arnaiz en el 2007 y para su realización recibió apoyo del Estado de Puebla. Luego del éxito rotundo de este film siguieron La Llorona (2011), la famosa leyenda de la mujer que pierde trágicamente a sus hijos; esta fue la cuarta más exitosa de la cinematografía nacional de ese año.

Las Momias (2014) -apoyada por el estado de Guanajuato-, muestra al pequeño Leo San Juan acompañado por los entrañables personajes de los fantasmas, busca a una niña a la que tiene que salvar; la película repitió el cuarto lugar entre las cintas mexicanas más exitosas de ese año. El Chupacabras (2016), otra vez Leo y compañía confronta a una criatura tenebrosa. Y su última entrega: El Charro Negro (2018), donde el valiente Leo entra de lleno al inframundo con tal de salvar un alma inocente.

Gracias a este maravilloso estudio de animación, los niños de América Latina se están interesando cada vez más por los relatos populares de nuestros pueblos y continuarán la tradición de enseñarlos a las generaciones venideras.

Las leyendas

Luego del éxito de estas películas para niños y al ver que la gente se quedaba con muchas ganas de ver más aventuras de Leo San Juan, Ánima decidió dar un paso grande: se asoció con la productora Animex, comprándole los derechos de sus exitosos personajes.

Gracias a esto, lanzaron su propia serie animada en Netflix: Las leyendas (Legend Quest, 2017). Los personajes de la serie son Leo San Juan, Teodora, Evaristo, Alebrije y las dos calaveritas de azúcar que se han enfrentado a los personajes de las leyendas mexicanas como la Nahuala, la Llorona, momias, al Chupacabras y al mismísimo Charro Negro a lo largo de un viaje que aborda la historia de México de una manera divertida.

El Charro Negro se estrenó el 19 de enero en los cines, por lo que es probable que tengas que esperar un tiempo antes de ver la próxima leyenda que Ánima nos va a contar. Mientras tanto, puedes seguir las aventuras de Leo y compañía por Netflix donde te esperan trece capítulos llenos de misterio y terror.