9 cosas que deberías de hacer para ganarte un ascenso

- Por

Cuando la inercia de la oficina está reportando avances y alto rendimiento, significa que hay elementos que están haciendo algo muy bien. Tal vez sea el momento de detenerse a observar la dinámica de trabajo y darle un vistazo a cómo están desempeñando sus papeles los integrantes del equipo y otorgarle un reconocimiento a quienes (tal vez sin darte cuenta) le han dado un empujoncito a los colegas para mejorar.

¿Cómo darte cuenta de esto? No necesitas confiar solamente en las habilidades, evaluaciones de rendimiento y experiencia de tus empleados; tampoco necesitas  ser un agente de la CIA para detectar a tus trabajadores estrella desconocidos. Según Dharmesh Shah, co-fundador de HubSpot, es mejor calificar la actitud del empleado, ya que la actitud es la fuerza impulsora detrás de cada logro, progreso y éxito.

Como trabajadores, siempre estamos pensando en que podemos ganar más si logramos ese gran ascenso. Pero con un gran ascenso, viene una gran responsabilidad: siempre que lleguemos a puestos altos, estaremos guiando a un montón de compañeros que necesitan una estrella de Belén en su camino, por lo que un buen líder debe ser un buen compañero también. La manera en que Dharmesh propone que se evalúe a los candidatos para una promoción laboral es en nueve simples rasgos:

1. Ayudan a ayudar

Los futuros líderes hacen que su entorno sea mejor cuando están en disposición de enseñar, dar herramientas de trabajo y ayudan capacitando a sus compañeros  para mejorar su trabajo y alcanzar las metas que tienen.

2. Tienen humildad ante todo

Una persona con humildad sabe que no puede realizar todo él solo, pregunta cuando tiene dudas, pide ayuda cuando no lo sabe hacer, comparte el crédito porque sabe que todo resultado está basado en el trabajo en equipo, no hay ningún trabajo por debajo o por encima de sus capacidades y las realiza con entusiasmo.

3. Son optimistas

Son personas que constantemente animan al equipo a seguir adelante hasta alcanzar las metas, se arriesgan de manera inteligente al tomar decisiones y nunca están a la expectativa de ser descubiertos o ascendidos. Saben que el trabajo duro rendirá sus frutos por sí solo.

4. Se centran en las acciones

Sabemos que la base del éxito comienza con la estrategia pero termina con la ejecución de ella. Cuando los líderes del mañana se involucran de una manera seria con un trabajo, atraviesan todas las etapas de desarrollo del mismo y no se detienen hasta que todo el planeamiento es ejecutado de una manera precisa y puntual, detallando los pormenores según va avanzando el proyecto.

5. Piensan a largo plazo

Son ese tipo de personas que no sigues porque tienes que hacerlo, sino porque te motiva a hacerlo. Este tipo de empleados crean un ambiente ideal, de trabajo colaborativo, es decir, que trabajan codo a codo con los demás y no en un sistema jerárquico. Cuando una persona tiene este tipo de lazos laborales con sus colegas, ejercen un nivel de respeto y confianza que es difícil de obtener y que puede influir en el éxito de la empresa.

6. Son voluntarios natos

A estas personas no hay que pedirles que realicen tareas extras, se ofrecen para ayudar en ellas y toman la responsabilidad muy en serio. Ofrecen ayuda a quienes lo necesiten y hasta a los que no. Estas personas son proactivas, pues no pueden estar sentados esperando a que alguien les dé una orden.

7. Son empáticos

Entienden cómo es estar en la posición del otro y no tratan de estar por encima de los demás, al contrario, ayudan a resolver problemas para el equipo, la empresa o el cliente. Son esos soldados que no dejan atrás a un hermano herido.

8. Son personas sumamente adaptables

Con el constante cambio en tecnología, modelos de trabajo, procedimientos y políticas, las empresas están en constante movimiento. Los empleados súper estrella son aquellos que les emociona el aprender nuevos procedimientos, implementarlos y enseñarlos a sus colegas. Posicionarlos como los líderes que llevarán a la empresa hacia el futuro y no la dejarán empolvarse en los procedimientos del pasado.

9. Tratan de ser maestros

Los buenos empleados no se quedan con conocimientos sólo para ellos. Tratan de instruir a los que los rodean para que las actividades del equipo sean más sencillas y sean repartidas entre todos y así adquieran experiencia de manera conjunta. Son personas a las que no les molesta enseñar y siempre están dispuestas a resolver las dudas posible.

Estos tips de Dharmesh no sólo sirven como una guía para detectar a los buenos elementos dentro de la oficina, sino también ayudan a que los trabajadores tomen se fijen en qué están fallando o qué cosas les falta pulir para ser ascendido.

¿Tú qué piensas de su manera de evaluar a los empleados? Crees que la manera más adecuada de obtener un ascenso es esta o la de completar tareas, como si se tratara de pasar niveles de un juego de video, o heredar los cargos como personaje de Game of Thrones. Cuéntanos tu opinión, ¿cómo le hiciste para ganar ese gran ascenso?